Tyson Fury venció por nocaut a Dillian Whyte en una histórica pelea ante 94 mil espectadores en Wembley

Tyson Fury no defraudó en una histórica jornada para el boxeo mundial: noqueó en el sexto round a Dillian Whyte ante más de 94 mil personas en un mítico Estadio de Wembley que tuvo sus tribunas colmadas para seguir de cerca la presentación del Rey de los Gitanos, que anunció que este podría ser el último evento de su carrera profesional.

“Le prometí a mi esposa que después de las tres peleas de Wilder iba a terminar. Quería pelear en casa, se lo debía a los fanáticos. Creo que esto es todo para mí, creo que es mi última carrera”, declaró desde arriba del ring luego de brillar contra el pugilista británico de origen jamaiquino.

El peleador británico de 33 años sumó una perla más a su brillante carrera: sostuvo el invicto con un KO espectacular que le permitió sumar 32° triunfo de su trayectoria (23 por KO) y reafirmar su imbatibilidad que apenas tiene una pequeña mancha con el empate que protagonizó ante Deontay Wilder en diciembre del 2018 en Estados Unidos.

Uno de los boxeadores más importantes de los últimos tiempos brindó un espectáculo completo ante su gente para retener el título mundial de los pesos pesados del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) que conquistó en febrero del 2020 tras noquear a Deontay Wilder en el MGM Grand de Las Vegas.

De ser tomar la decisión, el británico no buscaría la unificación de títulos de la categoría de los pesados, contra el vencedor de la posible revancha entre el ucraniano Oleksandr Usyk, actual poseedor de los cinturones AMB, FIB y OMB, y el púgil inglés Anthony Joshua.

“He sido dos veces campeón incontestable, tengo 150 millones en el banco, no tengo que demostrar nada a nadie”, declaró el mes pasado el Gipsy King, prometiendo que estaría “retirado a tiempo completo después del combate”.

Su carrera deportiva ha sido una verdadera montaña rusa. Pasó de ser un personaje enigmático que atravesó una grave depresión y una dependencia a las drogas a destronar a Wladimir Klitschko en 2015, lo que catapultó su trayectoria a gran escala. Ahora tiene un récord de imbatibilidad a 33 victorias (22 KO) y es una de las estrellas de los pesados.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: