Zurdo Ramírez: Será una dura pelea con Boesel pero confío en que lo noquearé

Gilberto ‘Zurdo’ Ramírez no tiene ninguna intención de convertirse en el segundo boxeador mexicano de alto perfil consecutivo en quedarse corto en una pelea de peso semipesado con implicaciones de pelea por el título.

El invicto ex campeón de peso súper mediano de la OMB de Mazatlán, México, no ha dejado nada al azar antes de su eliminatoria por el título de peso semipesado de la AMB con el alemán Dominic Boesel (32-2, 12KOs). Una oportunidad obligatoria por el título con el actual campeón de la AMB Dmitry Bivol (20-0, 10KOs) está en juego en su evento principal programado de doce asaltos en DAZN desde el Toyota Arena en Ontario, California.

“Es un peleador difícil. Le gusta presentarse y es muy físico”, señaló Ramírez sobre Boesel. “Hay una razón por la que es el número uno de la AMB”.

Sin embargo, con el arduo trabajo realizado durante el campamento de entrenamiento, viene la confianza de ofrecer una actuación que hará declaraciones este fin de semana.  

“Siento que tengo el mejor estilo de boxeo y confío en que lo noquearé”, promete Ramírez. “Será una pelea dura. No será fácil en el ring para mí. Pero tengo confianza.

“Tiene un estilo similar al de Arthur Abraham. Sé cómo manejar ese estilo”.

Ramírez (43-0, 29KOs) anotó una victoria convincente en doce asaltos sobre el alemán Abraham para ganar el título de peso súper mediano de la OMB en abril de 2016. Cinco defensas exitosas siguieron para Ramírez antes de dejar vacante su título antes de comenzar su carrera de peso semipesado comenzando con una cuarta. -nocaut en la ronda de Tommy Karpency en abril de 2019.

Ramírez ha obtenido nocauts en las cuatro peleas desde que subió al peso semipesado, incluido un nocaut en el décimo asalto del ex retador al título Yunieski González en diciembre pasado en San Antonio. La pelea con Boesel representa la primera contra un boxeador europeo tradicional desde el comienzo de su reinado del título de peso súper mediano. Ramírez obtuvo victorias por blanqueada sobre Abraham y el ucraniano Max Bursak en peleas consecutivas por el título en 2016, aunque recuerda haber hecho el trabajo necesario para convertir peleas difíciles en actuaciones de exhibición.

“El estilo europeo es diferente. Son realmente fuertes y duros mentalmente”, señala Ramírez. “Arthur Abraham fue muy duro. Esta lucha sera lo mismo.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: