Omar Chávez acabó con el rostro desfigurado y regañado por papá

Tras un año inactivo, Omar Chávez volvió a la actividad para enfrentar a Rafael Ortiz, aunque el resultado de nuevo fue contrario, a pesar de que puso el corazón y se preparó como pocas veces.

El menor de la dinastía cayó por decisión unánime y con el rostro desfigurado, a pesar de que tuvo algunos momentos de lucidez, los cuales no logró sostener por el mayor tiempo posible, además de que nunca encontró su mejor guardia, por lo que las huellas de la batalla fueron múltiples.

Y mirándolo estuvo muy atento Julio César Chávez, quien de nueva cuenta pasó de la ilusión a la frustración y después a la furia al ver cómo de nueva cuenta su vástago quedaba lejos de las expectativas.

En video que fue compartido en vivo y después lo recuperaron en las redes sociales, se observa a la leyenda del boxeo mundial dar indicaciones a su hijo para después pasar a los regaños, algo que ha sido constante en la carrera de sus hijos.

Cabe recordar que el propio Chávez deseó el retiro de sus hijos el año pasado al ver cómo no se preparaban como desearía, aunque pasado el tiempo se retractó de sus palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!