Gane o pierda, Derek Chisora disfruta del boxeo y se ríe de su retiro

Las derrotas suelen dañar las carreras de los boxeadores, quienes pueden perder ranking, popularidad, acuerdos televisivos y relevancia tras una serie de reveses. Pero no para Derek Chisora. Pierde más a menudo de lo que gana ahora (su récord ahora muestra 12 derrotas), pero sigue siendo el centro de atención. La última vez que peleó por un título mundial fue hace una década y fue derrotado en sus últimas tres peleas. Sin embargo, la popularidad de Chisora entre los fanáticos del boxeo, especialmente en su Reino Unido natal, es tan fuerte como siempre. Su personalidad perdura.

Al principio de su carrera, Chisora (32-12, 23 KOs) fue una figura controvertida. El colmo de eso llegó cuando peleó con su rival, David Haye, en una conferencia de prensa, lo que resultó en una investigación policial y una prohibición. También hubo otros incidentes: una suspensión anterior por morder a un oponente en el ring, una bofetada a Vitali Klitschko en un pesaje antes de su pelea por el título mundial de 2012, escupir agua al hermano de Vitali, Wladimir. En 2016, incluso arrojó una mesa al otro lado de la habitación en una conferencia de prensa.

“No tengo que ser del agrado de todos. Sé lo que tengo y vendo un producto a las personas que quieren tener ese producto. Y ese producto es la guerra. Entreno duro. Tengo pasión por el juego”.

Chisora dice que la pasión lo impulsa, sin reflexionar sobre el retiro a pesar de algunas peleas recientes.

“No me retiraré por una m**rda”, dijo Chisora a los periodistas esta semana. “Lo disfruto. Todo. Cuando no lo disfrute, anunciaré mi retiro”.
Peleando este sábado, Chisora dice que tiene muchas ganas de vencer a Kubrat Pulev en el O2 Arena de Londres, seis años después de perder una disputada decisión dividida ante el búlgaro. Chisora está buscando su primera victoria en casi tres años después de las derrotas por puntos ante Joseph Parker (dos veces) y Oleksandr Usyk, ahora el actual campeón de peso pesado de la AMB, FIB y OMB.

Kubrat Pulev obtuvo una victoria por decisión deividida sobre Derek Chisora en Hamburgo, Alemania, en 2016.Lukas Schulze/picture alliance via Getty Images

“El 9 de julio, será el round 13, donde lo dejamos”, dijo Chisora.

“Tuvo una pelea hace un par de semanas, pero peleó contra un don nadie que no tiene ninguna de mis habilidades. Voy a comer su cuero y voy a darle mi cuero”.

El dos veces retador al título mundial Pulev (29-2, 14 KOs), de 41 años, superó por unanimidad a Jerry Forrest en California y espera un mejor resultado que su último viaje a Londres, cuando fue noqueado en el noveno asalto por el compatriota de Chisora. Anthony Joshua por los títulos AMB, FIB y OMB en diciembre de 2020.

“Para mi pelea contra Joshua aquí en Londres, no estaba bien preparado antes del combate”, dijo Pulev.

“Antes de esa pelea tenía COVID-19, y no dije nada al respecto. No estaba preparado, sin sparring y sin nada. Solo fue mi error. Ahora, estoy sano y estoy bien y yo estoy aquí para pelear”.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: