Jeremías Ponce, el boxeador argentino que se acerca a su oportunidad de título mundial

Jeremías Ponce puede decir que ya fue campeón mundial: tiene ese reconocimiento de parte de la IBO (Organización Internacional de Boxeo) cuando ganó el cinturón en Alemania en 2019 al derrotar a Rico Mueller.

Sin embargo, esa organización que a nivel internacional está considerada por debajo de las cuatro grandes (CMB, AMB, OMB y FIB) aunque tiene como campeones a Gennadiy Golovkin y Oleksandr Usyk, no es reconocida por la Federación Argentina de Boxeo, por lo que Ponce todavía no está en los libros de historia en la lista de los boxeadores argentinos que fueron monarcas mundialistas.

De todos modos, esa situación puede llegar a cambiar pronto si la decisión de la FIB, el manejo empresarial y su rendimiento arriba del ring acompañan al boxeador de 26 años oriundo de José Marmol, que ganó los 30 combates que realizó como profesional (20 por KO), cuatro de los últimos seis en Europa (tres en Alemania y uno en Reino Unido).

Ponce aparece en el primer puesto del ranking mundial de la FIB en la división superligero, con límite de 140 libras. También está en el escalón nueve del CMB y en el puesto 11 para la OMB, pero es la federación con sede en Estados Unidos la que lo tiene a punto de pelear por un título mundial aunque no siempre los rankings se respeten para estas oportunidades.

La división superligero tuvo desde mayo de 2021 como campeón indiscutido al escocés Josh Taylor, sin duda alguna el mejor boxeador de la categoría, que después de vencer a Jose Carlos Ramirez se encontró con lo complicado que es poder reinar como monarca de cuatro organizaciones distintas debido a los compromisos de cada una.

Taylor defendió los cuatro cinturones en febrero de 2022 ante Jack Catterall, pero ahora ya decidió dejar vacantes los títulos de la AMB y el CMB para evitar obligaciones y realizar una revancha ante Catterall luego de un triunfo ajustado, por decisión dividida. Los títulos de la FIB y la OMB estarían en juego en esta nueva pelea que no está confirmada.

Mientras tanto, la FIB tiene a Ponce en espera para su oportunidad. En junio de 2022 ordenó un combate eliminatorio entre Ponce y el puertorriqueño Subriel Matías (18-1-0, 18 KO), el segundo del ranking. Pero la situación sigue siendo de incertidumbre, como lo explicó Alberto Zacarías, manager de Ponce, ante ESPN.

“Cada entidad tenía un turno para que el campeón unificado (Taylor) defendiera la corona con su retador oficial. La FIB, que tenía a Ponce como desafiante obligatorio, quedó en último lugar y aceptamos esa cláusula. Pero las cosas cambiaron. Acepté lo que me dijo Carlos Ortiz (directivo de la FIB) porque Taylor era el campeón indiscutido pero ya no lo es, manifestó Zacarías.

Aceptamos que Ponce tenga que pelear por el título interino con Matías. La Federación no es de reconocer campeonatos interinos, pero en este caso era viable y muy entendible, por la condición de Taylor de tener todos los cinturones, pero ahora la situación ya no es la misma, y creo que Ponce debe tener como dice el reglamento, su oportunidad como retador obligatorio. Si la Federación dejara de reconocerlo a Taylor, se podría hacer la pelea con Matías, pero por el campeonato regular, algo que modifica las condiciones de la bolsa de los boxeadores y todo lo demás”, agregó Zacarías.

“Taylor quiere la revancha con Catterall y es un tema de él, pero yo estoy para defender a mi boxeador, siempre dentro de la ley y los reglamentos. No se trata de quién es más poderoso o no, para nada. Es un tema reglamentario. Ponce es el retador obligado y quiero que eso se cumpla. Si la FIB le quita la corona, no tenemos problema en pelear con Matías, pero por el campeonato mundial, no por un interinato. Esa es mi posición. Confiamos plenamente en la Federación y esperamos que se cumplan los reglamentos”, concluyó Zacarías.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: