Dmitry Bivol vs. Gilberto “Zurdo” Ramírez es ordenado por la AMB

Dmitry Bivol finalmente tiene sus órdenes de marcha.

El principal candidato a Peleador del Año 2022 ha sido convocado para la próxima defensa obligatoria de su título de peso semipesado de la AMB contra el contendiente número uno Gilberto ‘Zurdo’ Ramírez. La pelea fue ordenada formalmente por la AMB el lunes por la tarde, y las dos partes dieron hasta el 10 de agosto para llegar a un acuerdo y evitar una audiencia de subasta.

“El período de campeón de Bivol está condicionado a un término de 24 meses y su última pelea obligatoria fue el 3 de marzo de 2018, la próxima sería después de marzo de 2020”, detalló en una carta a ambos Carlos Chávez, presidente del Comité de Campeonato de la AMB. camps, una copia de la cual fue obtenida por BoxingScene.com. “Por eso, debe enfrentar a Ramírez.

“En caso de que no lleguen a un acuerdo en el período de tiempo dado o alguna de las partes se niegue a hacerlo, la AMB tendrá derecho a llamar a la pelea a una subasta”.

Bivol está representado por Matchroom Boxing y el gerente de toda su carrera Vadim Kornilov. Ramírez pelea con orgullo bajo el estandarte de Golden Boy Promotions y con el manager David Suh manejando el lado comercial de su carrera.

Bivol (20-0, 11KOs) viene de la mayor victoria de su carrera y la mejor actuación de cualquier boxeador hasta ahora en 2022.

El campeón invicto de larga data rechazó el desafío del campeón de cuatro divisiones y luego el rey libra por libra el pasado 7 de mayo en T-Mobile Arena en Las Vegas. El campeón de 31 años, nacido en Kirguistán y residente en Rusia, fue visto como un claro ganador por la mayoría de los observadores, pero tuvo que sudar tarjetas de puntuación absurdamente cercanas de 115-113 en todos los ámbitos para retener su título en la novena defensa del título que tiene. celebrada desde 2017.

Ramírez (44-0, 30KOs) emergió como el retador obligatorio solo una semana después de un nocaut en el cuarto asalto ante Dominic Boesel en su eliminatoria por el título del 14 de mayo en Ontario, California. Fue el quinto consecutivo en el peso semipesado para el zurdo mexicano, quien ascendió en 2019 después de reinar previamente como campeón de peso súper mediano de la OMB.

Hubo conversaciones sueltas sobre la posibilidad de que Bivol se enfrente al inglés Joshua Buatsi a finales de este año, aunque tal pelea siempre estuvo a merced del fallo de la AMB. Ramírez era el contendiente número dos en el momento de su victoria unilateral sobre Boesel, el número uno en el ranking, lo que hizo que ordenar la pelea fuera obvio, a pesar de que la AMB tardó semanas en pronunciarse sobre el asunto.

El camino de Bivol se volvió más claro una vez que se supo que Álvarez (57-2-2, 39KOs), quien buscó hacer cumplir una cláusula de revancha, estaba encerrado en una pelea de trilogía con su rival Gennadiy Golovkin (42-1-1, 37KOs) que toma lugar el 17 de septiembre en DAZN Pay-Per-View de T-Mobile Arena. Álvarez estaba obligado por contrato a un tercer enfrentamiento con Golovkin como parte de un acuerdo de múltiples peleas que lo trajo de regreso a Matchroom Boxing y DAZN después de una ausencia de una pelea.

Álvarez defenderá su campeonato indiscutible de peso súper mediano en la pelea con Golovkin, dos veces y actual campeón de peso mediano de la AMB/FIB que subirá de peso. La superestrella mundial de Guadalajara, México, ha insistido públicamente en su intención de enfrentarse nuevamente a Bivol siempre que prevalezca el 17 de septiembre.

También requerirá que Bivol conquiste a Ramírez, quien firmó con Golden Boy Promotions el año pasado con la intención de llevar su récord a por lo menos 52-0 y ganar títulos hasta el peso pesado.

Por ahora, el par de pesos semipesados ​​invictos tienen 30 días para enfocarse en llegar a un acuerdo para su próxima pelea.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: