Matthysse superó a Peralta y obtuvo su primer título como profesional

Ezequiel Matthysse dominó a gusto a Germán Peralta y lo derrotó, por puntos, en decisión unánime. De esta manera, “El Niño Terrible” obtuvo la faja latino plata supermediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), su primer título como profesional, en el combate estelar de la velada desarrollada el sábado por la noche en el Salón Espacio Glow de Cruz del Eje, provincia de Córdoba, televisada en vivo a través de TyC Sports y TyC Sports Play en su ciclo Boxeo de Primera.

En el combate semiestelar de la noche, el invicto Walter Córdoba consiguió una importante victoria ante Cristian Reggiardo, por puntos, en decisión mayoritaria, en la categoría superwelter.

Finalmente, no hubo sorpresa en la noche cordobesa. Ezequiel Matthysse (ahora 8-1, 4 KOs) mostró madurez e inteligencia en su debut a diez rounds y finalizó como comenzó: dominando el ring y las acciones. En su novena pelea como profesional, consiguió el tan anhelado primer título, en una sólida actuación ante Germán Peralta (ahora 8-10-5, 1 KO) que se presentó como un oponente digno, pese a las ventajas físicas que otorgó. El chubutense le propinó dos cuentas, una en el 3ro y otra en el 8vo round, quitándole protagonismo a las dudas y festejando frente a la atenta mirada de su tío Lucas y su padre Walter.

Luego de sobrevivir al final del 3er round, Peralta creció lentamente, hasta ser protagonista en el 5to y 6to asalto, ante un chubutense que se notaba agotado. Pese a no recibir un castigo notorio, el nuevo campeón apeló a desplazarse por todo el ring, eludiendo los cruces que propuso su oponente, que poco a poco comenzó a enojarse, a tal punto de quedarse parado en el centro del cuadrilátero, invitando a su rival a intercambiar golpes. Fue en este tramo en donde se apreció a un Matthysse más maduro y pensante, creyendo óptimo un descanso, para poder finalizar con el aire necesario para sentenciar la victoria.

 

 

Recién en el 7mo round se observó nuevamente a “El Niño Terrible” intentar un dominio de las acciones, con una versión más agresiva, aunque esta búsqueda quedó plasmada en el siguiente asalto, en el cual derribó por primera vez a su adversario, con un cross de derecha que conectó a un Peralta que se cubrió el cuerpo. Una vez de pie, la campana fue el aliado del bonaerense, quien tuvo un minuto extra para recuperarse del violento golpe. Durante los últimos seis minutos de acción, el campeón, entendiendo que contaba con una cómoda ventaja en las tarjetas, desplazó un boxeo más tranquilo y defensivo, manteniendo el dominio del duelo, pero sin arriesgar frente a un oponente que se jugó todas las balas que tenía a su disposición.

El fallo final fue un fiel reflejo de lo que ocurrió durante los diez asaltos. Raúl Herrera y Ramón Agüero anotaron 97-90, mientras que Argentino García puntúo 98-89, para otorgarle la victoria, en fallo unánime, a Ezequiel Matthysse.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: