Amílcar Vidal superó a Omar Díaz y retuvo en un fallo llamativamente amplio

El invicto uruguayo Amílcar Vidal se impuso sobre el argentino Omar Díaz, por puntos, en fallo unánime, tras diez asaltos, y así defendió por tercera ocasión su título latino mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en el combate estelar de la velada desarrollada el viernes por la noche en el estadio American Box, en Montevideo, Uruguay, televisada en vivo a través de TyC Sports y TyC Sports Play en su ciclo Boxeo de Primera.

La pelea, de trámite equilibrado, había mostrado al argentino controlar el inicio con claridad. Incómodo, el uruguayo fue descontando y terminó exhibiendo mayor solidez frente a un retador exhausto. La decisión unánime -y sobre todo holgada- para el local, dejó disconforme a los visitantes.

En un enfrentamiento cambiante, Vidal (ahora 16-0, 12 KOs), N° 9 del ranking mundial mediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y N° 12 del CMB, debió sobreponerse a un comienzo sumamente adverso, donde fue dominado por Díaz (12-4, 4 KOs), N° 9 del ranking argentino mediano. Suelto de entrada, el santafesino controló las acciones. Más preciso, combinó sus cruzados y ascendentes al rostro de un local sumamente permeable. Tan es así que en el segundo capítulo, se adueñó del ring y distribuyó sus cruzados y uppercuts al mentón, con que hizo vacilar al uruguayo. Con ello, llevaba las riendas del pleito. Hasta que en la segunda mitad, bajó su intensidad. Incómodo, el apodado “Pety” se paró de contragolpe y desde allí acertó sus cruzados y ascendentes al rostro, sumado a sus desgastantes ganchos a las costillas. Sin embargo, carecía de su habitual explosividad. Los capítulos eran sumamente equilibrados; se definían por detalles. Cuando “El Loco” se lo proponía, atacaba con mayor determinación, y complicaba al local en la corta distancia. No obstante, se quedó sin energía y en el final reapareció el poderío del montevideano. Sus arrestos a las costillas y cross al mentón, acusaron recibo en el retador. Así, llegaron a la campana definitiva, con la tensión que invadía el ambiente.

Las tarjetas de los jueces expresaron: Fabricio Gadea 99-91, Nicolás Perillo 98-92, Matías Morales 97-93, todas para Vidal.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: