Con uno no alcanza: las familias más populares del boxeo

¿Otro Chaves? ¿Es algo del campeón del mundo?” “¿Este no tiene un padre que peleaba en el Luna Park?” son algunas de las frases que se oyen por parte de algún casual del boxeo, que por algún motivo, se sorprende al escuchar el apellido de algunos púgiles. Si bien, en algunos casos, uno de ellos opaca al resto por su gran trayectoria, es inevitable no parar la oreja al descubrir que sus antepasados también combatían arriba de un cuadrilátero, sobre todo si hay que referirse a familias con 11 boxeadores o veladas en las que asistieron 7 hermanos en una misma noche.

Hablar de padre e hijo en el boxeo argentino obliga a recordar la imagen de un pequeño Martín Coggi celebrando en un ring junto a su progenitor Juan “Látigo”, quien posteriormente pasaría a festejar las victorias de su descendiente. Casos como estos hay muchos, aunque se descartan rápidamente al momento de buscar a más de dos integrantes de la familia que ejerzan esta dura profesión. Ya sea en la Argentina o en el resto del mundo, estos púgiles, que además de apellido comparten el boxeo en su ADN, han atrapado a miles de seguidores con sus numerables peleas a lo largo de dos siglos distintos. En sus casas, desde muy temprana edad se respiró el noble arte, siendo el puntapié para un camino que hoy vale la pena recordar.

Qué mejor manera que comenzar por la más numerosa. Esta familia argentina suma un total de once púgiles, por ahora, teniendo su inicio en la segunda mitad del Siglo XX, más precisamente en 1974, con la presencia de Rudecindo Chaves, un discreto púgil semipesado, que logró desempeñarse en el ring del Luna Park en varias oportunidades.

 

AlanChaves-MatíasGarcía-PeleaBdP1

La herencia fue trasladada a tres de sus seis hijos. Con Rudecindo en la esquina de ellos, fueron Ismael y Ariel los que lograron coronarse como campeones argentinos en los años 90, mientras que Abel debió conformarse con un valioso récord de 23 ganadas y 9 perdidas.

 

 

El quinto en debutar como profesional fue quien se robó todas las miradas, ya que consiguió coronarse como campeón del mundo welter interino de la Asociación Mundial de Boxeo. Se trata de Diego “La Joya” Chaves, quien actualmente continúa activo, con un total de 28 victorias, 8 derrotas y 1 empate.

 

DiegoChaves-EntrenaMediaTimothyBradleyFotoChrisFarinaTR2

Con el tiempo, fue momento de la tercera generación, es decir, los nietos de Rudecindo. Por parte de Abel, sus hijos Brian y Alan se desempeñan en la actualidad con un gran nivel. Mientras que el primero fue campeón fedebol welter AMB y viene de combatir por el cinturón continental IBO, cayendo por nocaut técnico en Alemania, su hermano menor, de tan solo 21 años, salió victorioso en sus primeros ocho combates, transformándose en una de las grandes promesas del pugilismo local. Por otro lado, Taiel se desempeña en el amateurismo y Sebastián viene de realizar dos peleas profesionales en los Estados Unidos, ambos hijos de Ariel.

 

 

Por último, las dos hijas de Rudecindo no siguieron los pasos de su padre, pero si lo hicieron sus niños, nietos del pionero de la familia. Kevin Carrizo fue un púgil amateur que superó las tres decenas de combates, mientras Jonathan Aguirre efectuó ocho peleas profesionales entre el 2011 y 2018.

A diferencia de la anterior, solo se trata de una generación de boxeadores, pero lo que transforma a esta familia en una de las más curiosas del boxeo, es que siete hermanos lograron pelear profesionalmente ¡en una misma velada! Dicho acontecimiento les dio un lugar en los reconocidos Récords Guinness.

 

FamiliaAlvares-BDP

Si bien Saúl, más conocido como “Canelo” es la cara más famosa de los ocho hermanos, siete de ellos boxeadores, mientras que la restante, la única mujer, fue la que no se calzó los guantes, no se puede pasar por alto a esta familia que logró algo que difícilmente pueda repetirse. El sábado 28 de junio del 2008 en Jalisco, RigobertoSaúlRamón y Ricardo festejaron lo que fue una nueva victoria en su historial, mientras que GonzaloDaniel Víctor perdieron en su debut.

 

 

En el caso de los tres debutantes, Daniel y Gonzalo no volvieron a combatir, mientras que Víctor decidió darse una nueva chance, aunque frente a la segunda derrota consecutiva puso punto final a su carrera.

 

FamiliaAlvares-BDP

Ricardo y Ramón alcanzaron las 30 y 41 peleas, respectivamente, sin conseguir triunfos ante rivales de primer nivel. El Álvarez que si logró colgar en su vitrina un título del mundo fue Rigoberto, quien se adueñó de la faja interina superwelter AMB, además de obtener 27 victorias y 4 derrotas.

 

 

Por el lado de “Canelo”, el único activo junto a Ramón, se convirtió en la cara del boxeo, aunque al mismo tiempo, en una figura muy cuestionada. Actualmente es el campeón absoluto en la división supermediano, siendo el único mexicano de todos los tiempos en conseguir unificar las cuatro coronas más importantes del boxeo.

Se trata de una de las familias más destacadas de Trelew, sur de la Argentina. Los fanáticos disfrutan de la tercera generación de los Matthysse, que en el transcurso de 44 años arrojó un saldo de cinco púgiles, dos de ellos campeones del mundo, y una particularidad que los vincula con otro prestigioso nombre del Noble Arte.

 

FamiliaMatthysse-BDP

El camino lo inició Mario, quien entre 1978 y 1989 obtuvo 38 victorias, 13 derrotas y 7 empates, además de múltiples experiencias, como ser entrenado por Amílcar Brusa. El nacido en Santa Fe se erradicó en Chubut, en donde fue padre en 10 ocasiones, aunque en esta oportunidad el foco estará puesto sobre tres grandes figuras: Walter, Lucas Soledad.

 

 

Soledad es la única de las tres que continúa activa. A sus 41 años, viene de perder ante Alycia Baumgardner, en una pelea que tenía en juego los cinturones IBO y CMB del peso superpluma. Fue campeona del mundo AMB Y CMB en la división pluma, además de representar al país en Norteamérica y Europa. Una enorme particularidad es su relación con Omar Narváez, histórico púgil argentino, ya que son cuñados, agrandando aún más a la familia, que también cuenta con el hijo de “El Huracan”, quien da sus primeros pasos en el amateurismo.

 

FamiliaMatthysse-BDP

Quien se encargó de poner el apellido Matthysse en cada uno de los rincones del mundo fue Lucascampeón welter AMB y protagonista de batallas memorables en los Estados Unidos. “La Máquina” no pelea desde el 2018, cuando cayó por nocaut frente a la leyenda Manny Pacquiao, en uno de los duelos más importantes de la historia del boxeo argentino.

El apellido es sinónimo de dinero, aunque se trata de un legado que comenzó mucho antes que Floyd Jr. “Pretty Boy” fue el encargado de catapultar a la familia directo a los libros dorados del boxeo, pero hubiese sido imposible sin la ayuda de su tío, Roger, quien fue su entrenador, además de un prestigioso púgil que alcanzó la gloria máxima.

 

FamiliaMayweather-Floyd-Roger

La primera generación de púgiles en la familia Mayweather tuvo su infancia en Michigan, siendo tres los niños que posteriormente se decantarían por el boxeo. El primero de ellos fue Floyd Mayweather Sr., padre de “Money”. Tuvo su debut profesional en 1974, perfilándose como una verdadera amenaza de la división welter, pero su irregularidad lo redujo a un récord de 28 victorias, 6 derrotas y 1 empate, sin títulos en su carrera.

 

 

El más exitoso de los tres hermanos sin dudas que fue Roger, quien posteriormente se transformó en el entrenador de Floyd Jr. Fue una de las figuras más grandes entre 1981 y 1999, consagrándose campeón del mundo en la categoría superligero y alcanzando un total de cuatro defensas exitosas, destacando la realizada ante Vinny Pazienza. En el 2020 falleció a sus 58 años, en lo que significó una noticia que sorprendió al mundo del noble arte, aunque su sobrino afirmó que en su último tiempo de vida había sufrido un notable deterioro de su salud.

 

FamiliaMayweather-Floyd-Roger

El tercer hermano en debutar fue Jeff, que lo hizo en 1988, consiguiendo un total de 32 victorias, 10 derrotas y 5 empates. Si bien nunca llegó a combatir por un título del mundo, en su vitrina descansa la corona IBO del peso superpluma. Además, compartió ring con un inexperto Óscar de la Hoya que poseía solo cuatro peleas como profesional, aunque no logró superar el cuarto round de lo que fue una cómoda victoria del “Golden Boy”, quien trece años más tarde sería derrotado por el sobrino de Jeff.

 

 

El último de la lista, por ahora, es Floyd Jr., sin dudas, el más popular de la familia. Como profesional alcanzó un récord de 50-0, siendo 26 de esos duelos por títulos del mundo. Logró dominar las divisiones superpluma, ligero, superligero, welter y superwelter, transformándose en uno de los púgiles más destacados de todos los tiempos. No solo se desempeñó extraordinariamente arriba del ring, sino que fue uno de los púgiles más inteligentes a la hora de negociar fuera de él. Uno de los personajes más controversiales del boxeo, que logró poner en lo más alto un apellido que dio mucho por la disciplina.

 

 

El restante de los hermanos es Walter, dueño de una de las derechas más potentes del pugilismo vernáculo, alcanzando una racha de 25 victorias, 24 de ellas por la vía rápida, aunque en sus siguientes seis combates caería en cinco, poniéndole punto final al sueño de consagrarse campeón del mundo. Su legado aún continua presente en su hijo Ezequiel, quien recientemente se alzó como campeón latino plata supermediano CMB y, con solo 24 años, es una de las apuestas de Sampson Lewkowicz, uno de los promotores más relevantes de la Argentina.

Otra familia numerosa que ya lleva tres generaciones en el boxeo y que actualmente dispone de exponentes que invitan a soñar con la posibilidad de grandes victorias en los planos internacionales. Mucho hay que agradecerle a los expúgiles Jorge Pedro, más conocido como “El Torito Verón”, y Francisco Manuel, abuelo y padre, respectivamente, de cinco hermanos que se criaron en el gimnasio.

 

FamiliaVeron-BDP

El más grande de ellos es Luis Alberto, quien en julio participó del semifondo de la velada que protagonizaron Ryan García y Javier Fortuna, cayendo en las tarjetas frente al estadounidense Alexis Rocha. “Lucho” supo ostentar la faja latina welter OMB y la sudamericana del mismo peso, siendo uno de los mejores exponentes de la Argentina, país en donde tiene un invicto de 19 ganadas y 2 empatadas, dejando de lado sus cinco derrotas, que fueron en el exterior.

El siguiente es Nicolás, que también se presenta activo y dispuso de la oportunidad de consagrarse campeón sudamericano en este año, pero perdió en el intento, tras no poder superar a Andrés Sasso. Actualmente tiene 8 victorias, 8 derrotas y 1 empate.

 

FranciscoVerón-EntrenaCenard3

El del medio es Francisco, más conocido como “Bebu”, quien se posiciona como una de las apuestas más serias del pugilismo nacional. Hasta el momento salió victorioso en los nueve combates que diputó, incluyendo dos en México y uno en Dubai. Además, participó en los Jugos Olímpicos de Tokio 2020.

 

 

A Francisco le sigue Maximiliano, quien realizó el último fin de semana su segunda pelea como profesional y Fabrizio, aún en el amateurismo, pero que promete prolongar por varios años más el legado de la familia de José León Suárez

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: