Las injusticias que “Maravilla” Martínez denunció cuando se enfrentó a Chávez Jr.

Una de las peleas que marcó la carrera de Julio César Chávez Jr. se trató de la que tuvo ante Sergio Maravilla Martínez pues aquella pelea significó el declive del hijo de la leyenda del boxeo mexicano pues desde ese momento no logró recuperar el campeonato y acabó su carrera en el boxeo profesional.

A pesar de que el peleador argentino salió victorioso en aquella pelea por el cinturón del CMB en la categoría del peso mediano, diferentes irregularidades rodearon al combate, por lo que el Maravilla Martínez denunció las injusticias de las cuales fue la víctima por intereses de la familia Chávez y del Consejo Mundial de Boxeo.

Recientemente en una entrevista para el canal de YouTube LoSimpleNoVale, el ex campeón mundial habló de lo que representó dicho combate y recordó todas las experiencias negativas que vivió previo a enfrentarse a Chávez Jr.

Maravilla Martínez acabó con el invicto de Chávez Jr. (Foto/Getty Images)Maravilla Martínez acabó con el invicto de Chávez Jr. (Foto/Getty Images)

El originario de Quilmes, Buenos Aires aseguró que aquellos días fueron incómodos pues todo el tiempo estuvo molesto con las decisiones que tomó el CMB para que Julito fuera campeón del peso mediano y qué es lo que hicieron con las victorias del Maravilla.

Cabe recordar que entre 2009 y 2011 diversas peleas definieron al campeón de la categoría; el primer combate fue del Maravilla Martínez contra Kelly Pavlik, el cual ganó y le otorgó el campeonato del consejo, más tarde defendió el cetro ante el estadounidense Paul Williams de forma exitosa.

Pero, el CMB le otorgó el título diamante un año después al vencer al ucraniano Sergiy Dzinziruk, por lo que quedó vacante el cinturón absoluto. A la par se llevaron las peleas de la misma categoría entre el alemán Sebastian Zbik y el italiano Domenico Spada en 2009 (contienda por el interinato peso mediano), fue ahí cuando apareció Julio César y venció a Zbik en junio de 2011 convirtiéndose en campeón oficial de los medianos, decisión que no le pareció al argentino.

“Lo viví como, iba a decir alegría, en su momento no era una alegría. Yo estaba muy enojado con todo el mundo, con el Consejo Mundial de Boxeo, con el presidente fallecido y amigo, José Sulaimán, digo amigo porque después nos hicimos muy amigos”, recordó.

Por ello, el Maravilla Martínez se molestó con el consejo e incluso irrumpió su contrato con HBO, televisora que tenía sus derechos de transmisión para sus peleas. La controversia invadió su carrera en aquella época pues aseguraba que le tenía un odio a la dinastía Chávez por la manera en la que le arrebataron el cinturón.

“Con HBO, con Top Rank con Chávez padre, Chávez hijo, Chávez madre, Chávez perro, Chávez loro, o sea con todo el mundo me enojo porque yo veía que estaba pasando una verdadera injusticia. Yo era el mejor pero no era el campeón, entonces de repente el cinturón me lo quitaron de un día para otro, una llamada telefónica y me lo quitaron”, añadió.

(Photo/Getty Images)(Photo/Getty Images)

Más tarde insistió en pactar una pelea por el campeonato que sostenía el mexicano. Cuando José Sulaimán aún dirigía el consejo aseguró que José Martínez retaría a Chávez Jr. por el cinturón del CMB, pero los planes cambiaron y le negaron la pelea.

Aquella decisión molestó más a Sergio pues en su momento aseguró que le estaban impidiendo ser el campeón en su división:

“Yo quería ese combate, esa fue la lucha que marcó mi vida. Eso fue a nivel mediático, sí que fue lo más fuerte que pude haber transitado en mi vida, el haberme enfrentado a varios monstruos gigantes”.

Después de toda la polémica en torno a ambos púgiles, por fin el CMB pactó la pelea en Las Vegas, lugar donde Chávez perdió el invicto y el campeonato; arriba del cuadrilátero, el argentino se mostró superior y derrotó a Chávez Jr. por decisión unánime.

“El combate fue lo más liviano, lo duro fue lo anterior, lo previo”, finalizó.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: