Acosta destruyó a Mina, y Giménez superó a Montesino con polémica

Dos peleas con cinturón en juego y una fiesta boxística, se vivió en un escenario de lujo. El campeón argentino mediopesado, el invicto Ezequiel Acosta, destruyó al ecuatoriano Jean Carlos Mina, por nocaut en el tercer asalto, y así conquistó el título fedelatin crucero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), que se encontraba vacante, en uno de los combates estelares de la velada desarrollada el viernes por la noche en el Polideportivo Islas Malvinas, de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, televisada en vivo a través de TyC Sports y TyC Sports Play en su ciclo Boxeo de Primera.

En el otro combate estelar de la noche, el invicto Ayrton Giménez doblegó a Matías Montesino, por puntos, en decisión técnica y fallo unánime, tras ocho asaltos, y así defendió por segunda ocasión su título latino plata superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

En su tercera presentación en fila en su ciudad natal, Acosta (ahora 12-0, 9 KOs) se tomó unos minutos de estudio para luego soltarse y liquidar a Mina (8-2, 2 KOs), que tenía su estreno a diez rounds en su debut fuera de su país, y nada pudo hacer. Aprovechando su mayor alcance y altura, en el tercer capítulo el apodado “León” acortó las distancias y descargó un uppercut diestro al mentón seguido de un fulminante gancho zurdo a la zona hepática, con que envió al ecuatoriano al suelo, sin respuestas, por lo que el árbitro Antonio Zaragoza decretó el nocaut.

Previo a la definición, todo había sido del local. Tras un inicio de estudio, Acosta (81,950 kg.) comenzó a soltar su largo jab zurdo seguido de su derecha cruzada y ascendente a la mandíbula. Soltándose en el segundo round, agregó sus uppercuts al rostro y sus ganchos a las costillas de Mina (84,600 kg.), que sentía el trámite. Pero en el tercero, “El León” aceleró. Seguro, el campeón argentino combinó con mayor velocidad sus cruzados al rostro y ganchos al cuerpo de un visitante que comenzaba a exhibir su vulnerabilidad. Consciente de las diferencias, el local fue a buscarlo y descargó un ascendente diestro al mentón seguido de un fulminante gancho zurdo a la zona hepática, con el que envió a un liquidado ecuatoriano al suelo, del que nunca podría recuperarse, por lo que Zaragoza llevó la cuenta a diez y decretó el fuera de combate, ante la algarabía de todo el público.

A los 25 años, Acosta sigue imparable. Luego del pasado 29 de enero superar a Walter Sequeira en fallo mayoritario y conquistar su título argentino mediopesadollegaba de retenerlo el 6 de mayo al liquidar a Néstor Campos por nocaut técnico en el tercer round. Ahora, está listo para mayores desafíos.

En el otro combate estelar de la noche, el invicto Ayrton Giménez (58,200 kg. y 16-0-0-1 sd, 3 KOs) superó a Matías Montesino (58,950 kg. y 8-4-1, 6 KOs), por puntos, en decisión técnica y fallo unánime, tras ocho asaltos, y así defendió por segunda ocasión su título latino plata superpluma CMB.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: