La insólita cifra que ganaba el Canelo Álvarez antes de ser boxeador profesional

Saúl el ‘Canelo’ Álvarez es en la actualidad uno de los deportistas más ricos del mundo y el mejor pagado de México, debido a las peleas multimillonarias que protagoniza. Sin embargo, no todo lo que ha ganado ha sido dentro del ring sino que también tiene otras actividades fuera de él debido a que es un distinguido empresario.

A pesar de que el ‘Canelo’ Álvarez cayó en la categoría de las 168 libras contra Dmitry Bivol, el tapatío sigue siendo uno de los más ricos de todo el mundo a lo largo de una trayectoria de alrededor de 15 años. Aunque su éxito es indudable, por todo lo que ha representado arriba del cuadrilátero, la vida del jalisciense no siempre fue de lujos y victorias, sino que hubo momentos en los que tuvo que pedir fiado a los camioneros y vivir al día.

El ‘Canelo’ es uno de los múltiples deportistas que encontraron en el boxeo una oportunidad para sobresalir del resto y darle un giro a su vida. Pues a los 16 fue papá de su primera hija Emily y en su momento todavía no se dedicaba de lleno a su disciplina como profesional, debido a los gastos que supuso el nacimiento de su bebé y que tenía que trabajar con sus papás.

Lo que ganaba el ‘Canelo’ Álvarez antes de ser boxeador profesional

El tapatío vivía con sus padres y abrieron una tienda de paletas de hielo en Guadalajara, Jalisco, sitio que abastecía sus gastos pero no era suficiente. Así que tenía que subirse a los microbuses a seguir vendiendo y conseguía alrededor de 800 pesos al día, lo que le permitía vivir al día. A los 16 nació su primera hija, relación de Karol Beltrán, y sus gastos se dedicaron para los pañales y comida de la pequeña Emily.

“Había veces que ni para leche tenía, ni para los pañales de mi hija”, relató el ‘Canelo’ para la revista Quién. También recordó que le pedía fiado a los microbuseros para seguir vendiendo. “Le decía al camionero: ‘Le doy los cinco pesos en la paletería’, y cuando me bajaba los iba a buscar. Trabajaba en la paletería y gracias a Dios comíamos al día, aunque no tenía para nada”, comentó el pugilista.

Esto sucedió cuando al final era un adolescente y apenas empezó a despegar su carrera profesional como boxeador, pues 15 años después se convirtió en el mejor pagado de México y entre todo el mundo. En su última pelea contra Dmitry Bivol, a pesar de perder, sumó a su bolsa 15 millones de dólares que ya tenía asegurado.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: