Robert García satisfecho con la motivación de Anthony Joshua para un regreso rápido

El veterano entrenador Robert García entiende la reacción de Anthony Joshua después de perder su revancha ante el campeón de peso pesado de la OMB, la FIB, la IBO y la AMB, Oleksandr Usyk.

Después de estar en el lado perdedor de otra decisión de doce asaltos ante Usyk, la estrella británica arrojó dos cinturones al suelo y abandonó el ring.

Joshua luego tomaba el micrófono en vivo y se lanzaba a una diatriba de cuatro minutos que estaba llena de blasfemias.

“Cuando pasó eso, yo no estaba cerca de él”, dijo García a Izquierdazo . “No sé exactamente cómo pasó. Cuando agarró los cinturones, creí que quería saludar a Usyk, y entregar los cinturones él mismo, reconociendo Usyk como campeón o algo así. Pero luego vi que se fue a una esquina y los tiró al piso. Vi un poco de falta de respeto”.

Pero García siente que Joshua rápidamente se dio cuenta de lo equivocado que estaba y trató de arreglar las cosas.

“Cuando volvió al ring, se disculpó”, dijo García. “Sabíamos y él sabía que estaba mal. Creo que fue desesperación, como si no quisiera aceptar que perdió la pelea. Pero en el vestuario, cuando hablábamos, entendimos su frustración.

“Siento que estaba tratando de buscar una excusa con la gente que lo estaba apoyando. Cualquier luchador puede sentir lo mismo. Explotó y actuó de una manera que no debería haberse comportado así. Pero fue algo que entendió en ese mismo momento, volvió al ring, se disculpó y luego todo tuvo un buen final”.

El entrenador describe lo que vio en Joshua en el vestidor, minutos después de su pérdida en el ring. 

“Cuando estaba en el vestuario, cambiándose de ropa, pude ver su frustración”, recuerda García. “No podía creer que había perdido. No quería perder, por supuesto, lo conozco, no quería perder. Todavía estaba molesto, pero pudimos relajarlo un poco.

“Eddie Hearn entró a la sala para estar con nosotros, y una cosa que me gustó fue que Anthony rápidamente le dijo que quería volver a pelear y hacerlo pronto. Le dijo a Hearn que quiere pelear en noviembre. Hearn respondió que puede organizar una pelea para diciembre, no para noviembre. Pero Anthony respondió que quiere pelear lo antes posible, porque no quiere ser visto como un perdedor. Dijo que quiere volver pronto y ganar.

“Era algo que me gustaba en él. Regularmente, después de una pelea dura como esta, un peleador quiere descansar cuatro, cinco o seis meses, sin hacer nada. Y luego, retomar los entrenamientos para pelear ocho o diez meses después. Anthony quiere volver a pelear en noviembre, pero Hearn quiere en diciembre. Creo que diciembre es mejor. Para mí, esa es la actitud de un gran guerrero. Me gustó que él piense de esa manera. Si la pelea es en diciembre, no queda mucho tiempo, apenas cuatro meses. Puede descansar un par de semanas, pero seguiremos entrenando y estaremos en mejor forma para diciembre”.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: