En Creed III tenía mucho que decir como joven negro: Michael B. Jordan

Siete años después de haber iniciado la saga Creed como protagonista, Michael B. Jordan vuelve con una nueva entrega, no sólo como actor, sino también como director del filme.

Jordan apostó por desenvolverse detrás de cámaras, contando historias que a él le interesan y con las que puede aportar un granito de arena para un cambio social.

“Finalmente llegué a este punto de mi carrera en el que quería contar una historia y no sólo estar frente a la cámara, y ejecutar la visión de otra persona, es un personaje con el que llevo más de ocho años viviendo, y los dos tenemos 35, fue una oportunidad para contar dónde creo que se encuentra Adonis (el protagonista de la saga); tenía mucho que decir como joven, como joven negro, mis experiencias de vida; ¿cómo podría realmente compartir eso, una parte de mí, a través de estos personajes y de esta historia?

“Hablando con Ryan Coogler (el director) cuando estábamos haciendo Creed I, él me dijo: ‘nunca es el momento adecuado, sólo tienes que saltar al fondo e ir a por ello’”, afirmó Jordan.

Este reto ha sido el más desafiante de su carrera, aprendió tanto de manera técnica como personal ya que encontró la forma de comunicarse con un equipo grande de personas y ejecutó su visión lo mejor que pudo.

También, la preproducción y preparación de la cinta se llevó a cabo durante la pandemia, lo que sirvió como una alternativa para enfrentar la crisis sanitaria.

“Estaban sucediendo muchas cosas en el mundo y ese era mi escape, muchas veces simplemente me sumergía en este mundo y creaba esta historia. Mentalmente para mí, no había nada que pudiera hacer para prepararme para esto.

“Creo que meditar fue muy importante para mí, fue una técnica para mantener mi objetivo como director, además de hablar con muchos directores que han pasado por esto antes, realmente me dio una idea más cercana de cuáles serían las experiencias, sin tener que pasar por eso yo mismo. Así que me apoyé en esas conversaciones y esos consejos”, expresó.

La cinta, un spin-off de la saga Rocky, con Sylvester Stallone, enfatiza aquellos problemas que no siempre son tomados en cuenta por la industria, según dijo el actor.

“Narramos la evolución de la familia Creed. Tratar con lenguaje de señas el personaje de Biancadesde Creed I y cómo evolucionó hasta convertirse en madre, enfrentar la posibilidad de que nuestro hijo tenga problemas de audición, o ser sordo y cómo evoluciona la familia. ¿Cómo crecen? ¿Cómo lidian con ese obstáculo? Era una comunidad de personas que realmente no obtuvieron la verdadera representación como deberían y usamos esto como una oportunidad para hacerlo.

“Elegir a Mila Davis Kent fue increíble. Ella es sorda, y aprender lenguaje de señas y normalizarlo fue un gran problema para nosotros. No estamos tratando de resaltarlo de alguna manera, sólo lo estamos normalizando y creo que fue algo muy importante para nosotros a lo largo de esta historia. Por lo tanto, contamos con intérpretes y recursos increíbles en los que nos apoyamos para asegurarnos de hacerlo bien. Fue algo que tomamos en serio en esta cinta”, contó.

El Canelo da la batalla

Una de las colaboraciones más importantes para Jordan fue la que tuvo con el boxeador mexicano Saúl el Canelo Álvarez, quien debutará como actor en un filme de Hollywood; para el director, el hacer partícipe a deportistas mexicanos ofrece una nueva visión al espectador sobre el deporte del boxeo.

“Miramos hacia atrás a la historia del boxeo y ahí está la cultura mexicana, es un pilar dentro de este deporte y sentimos que realmente no había mucha representación en otras películas que se han hecho, simplemente no parecía la realidad en la que vivía.

“Así que quería incorporar la cultura mexicana en esta película donde pudiéramos identificar al público, sentí que hacía falta esa representación, pues sin ella no parecía veraz y honesto para el deporte del boxeo”, enfatizó.

El valor de la familia, la importancia de la salud mental, cómo lidiar con la discapacidad auditiva y la estructura de una familia de color, son la base de esta saga, la cual ha generado un cambio cultural y de inclusión, dijo el protagonista.

“Es muy importante para esta franquicia continuar poniendo esos temas en primer plano y normalizarlos.

“Que en realidad podemos hacer algo al respecto, para que puedas pensar en ello y reflexionar y, con suerte, marcar la diferencia en las personas cuando toman decisiones, cuando están pensando en cosas como esta. Así que creo que es extremadamente importante y vamos a seguir haciéndolo”, concluyó.

Creed III cuenta con las actuaciones de Tessa Thompson, Jonathan Majors, Florian Munteanu, Phylicia Rashad, Selenis Leyva, Thaddeus J. Mixson, entre otros. Su estreno en cines se prevé para marzo de 2023.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: