Conmoción en el mundo del boxeo: Aidos Yerbossynuly quedó en coma tras sufrir un espeluznante nocaut

El mundo del boxeo está a la expectativa sobre el estado de salud del boxeador kazajo Aidos Yerbossynuly, quien fue puesto en coma inducido tras sufrir un espeluznante gancho de derecha del cubano David Morrell en la pelea estelar de la cartelera de Premier Boxing Champions (PBC).

Los televidentes y espectadores que presenciar el combate por el título regular de la categoría supermedianos de la AMB dentro del auditorio The Armony de la ciudad de Minneapolis, quedaron conmocionados al ver el momento en cuestión.

Esta pelea era una de las más prometedoras de la jornada ya que ambos se encontraban invictos en su carrera, hasta que Morrell noqueó a su contrincante a falta de un minuto para el final del último round.

infobae

La pelea fue de menos a más en la ciudad de Minnesota. El cubano de 24 años se mostró bien defensivamente y atacó cuando encontró los espacios justos que dejaba su rival. A medida que los asaltos sucedían el rostro del kazajo de 30 años comenzó a deformarse por los golpes al punto de caer por primera vez en la undécima ronda.

Para el duodécimo y último asalto, David Morrell ya había enviado dos veces a la lona a su oponente y fue a falta de 40 segundos cuando golpeó su rostro con un potente gancho de derecha que terminó siendo el último después de que el árbitro Tony Weeks pusiera fin a la acción.

El derechazo fue tan agresivo que Morrell debió detener sus festejos para ayudar a su contrincante a llegar a su esquina. Totalmente fuera de sí, el kazajo salió del ring y fue trasladado de urgencia al Centro Médico del Condado de Hennepin.

infobae

“Representantes de TGB Promotions y PBC están en Minneapolis con el equipo de Aidos y estamos monitoreando la situación de cerca”, informó PBC a través de un comunicado y agregó: “Por respeto a la privacidad de él y su familia, no podemos compartir ningún detalle, pero le pedimos a la comunidad del boxeo que lo tenga presente en sus pensamientos y oraciones”.

Su entrenador asistente, Emanuel Savoy, afirmó que Yerbossynuly había sido puesto en coma inducido después de la cirugía y reconoció que quiso frenar la pelea en el noveno round por el castigo que estaba recibiendo su boxeador.

“De hecho, tenía la toalla en la mano”, comentó Savoy. “Aidos quería continuar. Su entrenador en jefe (Kanat Orakbaev) quería que continuara. Evaluó a Aidos y dijo que no le pasaba nada”, añadió.

Con respecto al derribo previo que había sufrido el kazajo antes del nocaut, Savoy detalló que, “reconoció al árbitro, miró hacia arriba y dijo que sí, que quería continuar. Como esquinero, creo que todavía podía pelear. Quería pelear hasta el final”.

Según la prensa especializada, el boxeador sufrió una hemorragia cerebral por los golpes.

infobae

“El tipo era fuerte, pero un nocaut es un nocaut, en el primer asalto o en el 12, lo que sea”, aseguró Morrell tras su victoria. “Vi que estaba herido en ese momento y luego llegaron los resultados, llegó esa caída. “Me gustaría pelear contra (David) Benavidez, pero creo que no está disponible. De todos modos, estoy listo para el que venga”, sentenció en el medio del ring durante la entrevista.

Con esta victoria, el cubano pudo retener el título regular de los supermedianos de la AMB y sumó un nuevo nocaut a su historial de ocho victorias (cinco por KO) y ninguna derrota. Por su parte, Yerbossynuly, de 30 años, perdió el invicto que tenía en el boxeo profesional y ahora su récord es de 16-1-0, (11 KO).

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: