¡Que suene la campana! Las próximas peleas de boxeo que no podemos esperar a ver

El calendario boxístico está prácticamente listo para lo que queda del año, y el deporte tiene algunos combates interesantes previstos para inicios del 2023.

Tenemos algunos enfrentamientos atractivos, como los que completarán la trilogía entre Juan Francisco Estrada y Román “Chocolatito” González, Tyson Fury-Derek Chisora y una revancha entre Josh Taylor y Jack Catterall, luego que su primer combate de febrero pasado terminó en polémica. También tenemos el regreso del ex campeón del peso ligero Teófimo López Jr. y el ex campeón del peso superligero Regis Prograis, junto con otras peleas imperdibles.

Mike Coppinger, Nick Parkinson, Ben Baby y Michael Rothstein eligieron los combates que más desean ver, compartiendo sus razones.


Juan Francisco Estrada vs. Román “Chocolatito” González 3 (3 de diciembre)

El mexicano Juan Francisco Estrada, a la izquierda, y el nicaragüense Román “Chocolatito” González tendrán su pelea de trilogía el 3 de diciembre.Ed Mulholland/Matchroom

Los dos últimos meses del calendario pugilístico 2022, al igual que el resto del año, distan de ser muy fuertes. No obstante, encontramos un pequeño grupo de peleas interesantes, pero ninguna como el cierre de la trilogía entre “Chocolatito” González y “Gallo” Estrada.

No hay mucho que adivinar. Cuando chocaron en 2008, González ganó por decisión unánime en una acalorada batalla para retener su título de las 108 libras. Ocho años (y dos categorías) después, ambos se combinaron para 2,529 golpes propinados, un récord de CompuBox en las 115 libras. Estrada se llevó la victoria en esa revancha mediante una decisión controversial.

Sumemos el hecho de que ambos pugilistas son fijas para ser exaltados al Salón de la Fama en su primer año de elegibilidad, y tenemos una pelea imperdible. Todos los aficionados del boxeo deben tener esta fecha marcada en sus agendas.

Sumemos el hecho de que ambos pugilistas son fijas para ser exaltados al Salón de la Fama en su primer año de elegibilidad, y tenemos una pelea imperdible. Todos los aficionados del boxeo deben tener esta fecha marcada en sus agendas.

Con todas las grandes batallas en las que ambos han participado, es probable que no le queden demasiadas peleas a González y Estrada en su máximo nivel. Disfruten de ambos mientras están aquí. No podemos esperar al 3 de diciembre. — Coppinger


Regis Prograis vs. José Zepeda (26 de noviembre)

José Zepeda (arriba) tendrá una gran oportunidad ante Regis Prograis en su próxima pelea a finales de noviembre por el título vacante superligero del CMB.Mikey Williams/Top Rank Inc via Getty Images

Dame el combate entre Prograis y Zepeda. En 2019, Prograis le dio con todo a Taylor en la final del torneo del peso superligero de la World Boxing Super Series. Taylor se impuso por decisión mayoritaria, en su ruta hasta convertirse en el campeón indiscutible del peso superligero.

Sin embargo, Prograis desde entonces ha sido una de las figuras olvidadas del boxeo. Rompió con DiBella Entertainment para firmar con la incipiente firma Probellum, respaldada por el ex CEO de Golden Boy Richard Schaefer. La lista de rivales de Prograis desde su choque con Taylor ha sido decepcionante, especialmente considerando el nivel mostrado por Prograis ante Taylor, cuya calidad ha quedado en evidencia aparte del obsequio cuando se le confirió la victoria contra Jack Catterall en marzo pasado.

Prograis tiene 33 años y debería ser considerado una figura importante dentro de la división de las 140 libras. Se enfrentará a Zepeda el 26 de noviembre por el título vacante del CMB. Zepeda solo tiene dos derrotas, incluyendo una por decisión mayoritaria ante José Ramírez.

Las casas de apuestas creen que éste será una pelea competitiva. Prograis es favorito sobre Zepeda por -280. Su pelea demostrará si Prograis puede cumplir con la promesa mostrada al principio de su carrera. — Baby

Josh Taylor vs. Jack Catterall 2 (principios de 2023)

El campeón de peso superligero Josh Taylor, a la izquierda, derrotó a Jack Catterall en marzo con una controvertida decisión dividida.Paul Devlin/SNS Group via Getty Images

Algunas peleas que se esperaban para este año no se llevaron a cabo. Sin embargo, uno de los combates que el mundo del boxeo ha esperado con ansias está a punto de concretarse para el 4 de febrero; bien sea en Glasgow, Escocia o Manchester, Inglaterra.

Y cuando Taylor y Catterall choquen por segunda vez, será un evento imperdible.

Luego del drama y controversia que rodeó su primer choque por la corona indiscutible del peso superligero, la revancha cobrará mayor importancia a pesar de que sólo esté en juego uno de los cuatro cinturones de títulos mundiales.

Ambos británicos sienten rencor mutuo y tienen motivos personales para disputar esta reedición que ha tardado demasiado en producirse. Cuando se encuentren, habrá pasado prácticamente un año desde su primera pelea.

Catterall, oriundo de Manchester, se mantiene firme en su criterio de que debió haber sido favorecido por la decisión en ese primer combate y muchos estuvieron de acuerdo con él cuando se alzó la mano de Taylor tras dársele la victoria por decisión dividida frente a la afición local del escocés.

Catterall, que tuvo la mejor actuación de su carrera en aquel combate contra Taylor, ha mostrado su desesperación por conseguir la revancha y, en su opinión, la oportunidad de hacer justicia.

Taylor considera que ha sido fuertemente criticado desde ese resultado y es innegable que boxeó por debajo del nivel que demostró en sus triunfos sobre Regis Prograis y José Ramírez en sus combates de unificación de títulos.

Taylor pudo haber ascendido una división, ya que cortar a las 140 libras es difícil para él en estos momentos, lo que quizás explique su desempeño contra Catterall. No obstante, Taylor está decidido a acallar a sus críticos y demostrar su valía ante Catterall. Concedió sus títulos AMB, FIB y CMB para enfrentarse al inglés en vez de chocar con un rival obligatorio.

¿Podrá Taylor, que sigue siendo campeón superligero de la OMB, mostrar mejor cara en esta ocasión y regresar a su nivel de costumbre, o su cambio de peso le pasará factura para otra actuación por debajo de su nivel? ¿Surgirá Catterall como la principal figura de su división manteniendo el nivel mostrado la última vez?

Esas son incógnitas que hacen de esta pelea un evento fascinante. Y en esta ocasión, ambos sienten un rencor que la llevará al plano personal. — Parkinson


Ninguna, pero Kim Clavel vs. Jessica Nery Plata es una pelea interesante

Sinceramente, no tengo ninguna. Especialmente después del constante “tira y afloja” de boxeadores y promotores en los últimos meses con respecto a algunos de los mejores combates posibles (Errol Spence Jr. vs. Terence Crawford, Fury vs. Oleksandr Usyk, Gervonta Davis vs. Ryan García) y que terminan cayéndose por diversas razones, pocas de ellas relacionadas con los propios pugilistas. ¿Transmisiones mediante “pago por evento” para los choques entre Terence Crawford-David Avanesyan y Regis Prograis-José Zepeda? Por favor. Tengo suficiente edad para recordar cuando las transmisiones “PPV” eran reservadas única y exclusivamente para las mejores y más importantes peleas, no sólo para decir que tienes un espectáculo emitido mediante “pago por evento”.

Conscientes de lo que pudo haber sido y lo que terminará siendo el resto del 2022, las opciones disponibles nos dejan esencialmente con hombros encogidos y moviendo la cabeza para señalar que el boxeo (al menos del lado masculino) necesita conseguir una forma de poner orden. Ninguno de los combates masculinos previstos en el cronograma califica, a mi criterio, como evento televisivo imperdible.

Si tuviera que elegir un combate en el boxeo masculino, probablemente sería Naoya Inoue-Paul Butler el 13 de diciembre, en mayor medida porque la combinación de estilo y poder de Inoue hace que valga la pena sintonizar sus peleas y ésta será por el título indiscutible. El boxeo femenino es mucho más fácil de entender y es más interesante. Hay que darle méritos al boxeo femenino por organizar continuamente enfrentamientos de calidad durante todo el año, incluyendo dos que deberían ser candidatas a Pelea del Año independientemente del género: Katie Taylor-Amanda Serrano y Claressa Shields-Savannah Marshall.

El combate por el título entre Kim Clavel-Nery Plata del 1ro de diciembre en Canadá es el que deseo ver con mayor ansiedad. Es una pelea de unificación en el peso minimosca (Clavel posee el cinturón CMB, Nery Plata tiene el “súper” título AMB) y este podría ser el preludio de grandes cosas para la ganadora en 2023. Natasha Jonas-Marie-Eve Dicaire, prevista para el 12 de noviembre en Manchester, Inglaterra, también se ubica en el mismo nivel, especialmente considerando que, si Jonas se alza ganadora, podría ser una futura rival razonable para la boxeadora número 1 “libra por libra” del mundo: Claressa Shields. — Rothstein

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: