Villar Frometa liquidó a Javier Herrera y retuvo, Nazarena Romero regresó y noqueó

El invicto panameño dio cuenta del catamarqueño por nocaut técnico en el octavo round, y defendió su título fedelatin ligero AMB, en una noche que tuvo las victorias por nocaut del local Víctor Rodríguez sobre el mendocino Diego Martínez y la catamarqueña Nazarena Romero sobre la uruguaya Paola Ibarra, en las peleas principales en Montevideo, Uruguay, en vivo por TyC Sports y TyC Sports Play

El invicto dominicano Francis Villar Frometa liquidó al ex retador argentino Javier Herrera, por nocaut técnico en el octavo asalto, y así defendió por primera ocasión su título fedelatin ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en el combate estelar de la velada desarrollada el sábado por la noche en el Club Albatros, en Montevideo, Uruguay, televisada en vivo a través de TyC Sports y TyC Sports Play en su ciclo Boxeo de Primera.

En el combate semiestelar de la noche, el invicto uruguayo Víctor Rodríguez acabó con al argentino Diego Martínez, por nocaut técnico en el sexto asalto, en categoría superwelter. Además, la ex campeona mundial e invicta argentina Nazarena Romero despachó a la uruguaya Paola Ibarra, por nocaut técnico en el primer asalto, y así conquistó el título fedelatin supergallo AMB, que se encontraba vacante.

En una pelea en la que fue de menor a mayor, Villar Frometa (ahora 17-0, 11 KOs), N° 14 del ranking mundial ligero AMB, fue taladrando hasta desgastar a Herrera (17-7-1, 8 KOs), y terminar con su resistencia. De entrada, el panameño (61,100 kg.) tomó la iniciativa y sacó claras ventajas con su boxeo fino, y la profundidad de sus jabs zurdos y cross diestros al rostro. Desde el tercer capítulo, fue añadiendo sus ganchos al cuerpo, que le restaban movilidad al catamarqueño (60,850 kg.). A partir de allí, comandó las acciones con suma comodidad. Si bien se tomaba sus tiempos, todo envío lanzado acusaba recibo en el retador, que ni lo inquietaba. En el sexto lo conmovió con dos uppercuts diestros al mentón. Los ganchos al cuerpo y los ascendentes eran un martirio para Herrera, que padecía el trámite. Hasta que en el octavo, “El Terrible” hizo honor a su apodo y lo desbordó con un nuevo gancho a las costillas y dos resonantes uppercuts al mentón de un catamarqueño liquidado, por lo que su esquina arrojó la toalla y obligó al árbitro Alejandro Velázquez a señalar el final.

De entrada, Villar Frometa tomó la iniciativa y filtró su largo jab zurdo seguido de sus derechas cruzadas al rostro. En un trámite pausado, el panameño sacaba diferencias con la mayor profundidad y eficacia de sus envíos, sumado a su dominio del ring. Recién en el tercer capítulo, el panameño aceleró. Combinó sus jabs y cross plenos al rostro con desgastantes ganchos zurdos al cuerpo, que acusaron recibo en el catamarqueño. En franco ascenso en el cuarto, “El Terrible” soltó su jab seguido de una potente derecha cruzada a la mejilla, que lo hizo retroceder. Ante el escaso trabajo ofensivo de Herrera, el canalero trabajaba con comodidad. A pesar de desbordar, en el quinto repitió dos derechas cruzadas firmes al pómulo.

Finalmente, Villar Frometa generaría el primer quiebre en el sexto. Se llevó contra las cuerdas a “Johnny” combinó su cross al rostro y gancho a las costillas, con dos resonantes uppercuts diestros al mentón, que lo hicieron tambalear. Los ganchos a los flancos y los ascendentes a la mandíbula lanzados por el campeón ponían en una situación límite al retador en el séptimo. Con todo a su favor, “El Terrible” salió a definirlo en el octavo y tras ponerlo contra las sogas descargó un nuevo gancho a las costillas y dos resonantes uppercuts al mentón de un catamarqueño liquidado, por lo que su esquina arrojó la toalla y obligó a Velázquez a decretar el fuera de combate a los 50 segundos del episodio.

 

A los 27 años, Villar Frometa, en su primera presentación fuera de su país, defendió por primera vez el cetro que conquistó el pasado 2 de abril al derrotar al nicaragüense Oliver Flores en fallo unánime.

En el combate semiestelar de la noche, el invicto uruguayo Víctor Rodríguez (67,950 kg. y 10-0, 4 KOs) acabó con al argentino Diego Martínez (68,800 kg. y 8-3, 2 KOs), por nocaut técnico en el sexto asalto, en categoría superwelter.

En un choque que comenzó equilibrado, Rodríguez debió trabajar antes llevarse la victoria. De entrada, Martínez, N° 7 del ranking argentino superwelter, sacó importantes réditos con sus largos cross y boleados al rostro. Sin embargo, desde el final del segundo round, el local comenzó a tomarle los tiempos y marcarle la distancia. Con paciencia, el montevideano acortó las distancias y fue taladrando la resistencia del mendocino con sus jabs y cross al rostro, sumado a sus ganchos al cuerpo. Pensante, el dueño de casa sacaba diferencias con su trabajo al cuerpo, que iba minando la entereza del visitante. Ya en el quinto capítulo, sus profundos cross diestros y sus izquierdas a las costillas lo hicieron retroceder. Hasta que en el sexto, “El Látigo” hizo honor a su mote y tras llevárselo contra las cuerdas con un ascendente diestro al mentón, descargó un potente gancho zurdo a la zona hepática, con que lo derribó. Llamativamente, el árbitro local Christian Delgado detuvo inmediatamente la pelea, sin siquiera iniciar la cuenta, y recibió los reproches de la esquina visitante.

En el otro duelo titular, la ex campeona mundial e invicta argentina Nazarena Romero (55,350 kg. y 12-0, 6 KOs) regresó a la actividad tras dos años y despachó a la uruguaya Paola Ibarra (54,100 kg. y 6-8, 2 KOs), por nocaut técnico en el primer asalto, y así conquistó el título fedelatin supergallo AMB, que se encontraba vacante.

En su vuelta a los cuadriláteros tras casi dos años producto de su embarazo, “Capricho”, ex campeona mundial supergallo interina AMB, necesitó menos de medio minuto para conocer su victoria. Ni bien sonó la campana, la catamarqueña tomó la iniciativa y descargó una potente derecha cruzada a la mejilla, con que hizo rebotar a la uruguaya contra las cuerdas y la envió instantáneamente al suelo, sin respuestas, por lo que el árbitro Alejandro Velázquez decretó el final cuando tan solo habían transcurrido 25 segundos de pelea.

 

A los 28 años, Romero regresó a la actividad luego del 5 de diciembre de 2020 cuando noqueó a Julieta Cardozo en dos rounds y obtuvo el cetro mundial supergallo interino AMB.

 

En categoría superwelter, el uruguayo Joel Cano (66,650 kg. y 4-0, 1 KO) derrotó al argentino Gustavo Chazarreta (67,700 kg. y 3-1-2), por puntos, en fallo unánime, tras seis rounds. Las tarjetas de los jueces fueron: Matías Morales 59-55, Christian Delgado 59-55, y Fabricio Gadea 59-55.

 

En división supergallo, la debutante uruguaya Elizabeth Cabrera (58,250 kg. y 1-0) doblegó a la argentina Catalina Nieva (58,850 kg. y 2-7), por puntos, en decisión unánime, tras cuatro capítulos.

 

Finalmente, en peso supermosca, la debutante local Thalía Piñeiro (51,800 kg. y 1-0) venció a la argentina Laila Martínez (50,800 kg. y 1-1), por puntos, en decisión unánime, luego de cuatro episodios.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: