El choque de unificación Ioka-Franco aterriza en el gimnasio general de Ota-City en Tokio en la víspera de Año Nuevo

Se ha asegurado un lugar de alojamiento para la última pelea por el título del año.

Kazuto Ioka una vez más encabezará el Ota-City General Gymnasium en Tokio, que ha conseguido su ya confirmada pelea de unificación del título de peso gallo junior del 31 de diciembre con Joshua Franco. Ioka intentará la sexta defensa de su título de peso gallo junior de la OMB, mientras que Franco hace su primera defensa oficial como campeón completo de la AMB después de haber sido ascendido de su reinado del título secundario a principios de este verano.

El espectáculo marca la sexta aparición consecutiva en este lugar para Ioka (29-2, 15KOs), y la undécima vez que encabeza una cartelera de Nochevieja en Asia. Ioka ayudó a lanzar la tradición de las cartas de lucha de fin de año en Japón, que presentará su décimo espectáculo de Nochevieja en el país: cinco en su ciudad natal original de Osaka, uno en Kioto y ahora el cuarto consecutivo en Tokio.

Ioka encabezó por primera vez una cartelera de Nochevieja en 2011, también su primer año como actual campeón de Grand Slam. Ha encabezado un espectáculo de este tipo todos los años desde entonces, excepto en 2017, cuando se retiró brevemente del deporte. Su regreso al ring en 2018 restauró la tradición, aunque tuvo lugar en Macao y presentó su única derrota en las festividades cuando cayó por decisión dividida ante Donnie Nietes de The Phippines en su pelea por el título vacante de peso gallo junior de la OMB.

 

El revés fue vengado desde entonces en la pelea más reciente de Ioka, superando ampliamente al ex campeón de cuatro divisiones el 13 de julio en Ota-City Gymnasium. La victoria fue la sexta consecutiva, la racha comenzó con un nocaut en el décimo asalto sobre Aston Palicte en junio de 2019 para ganar el título de las 115 libras de la OMB, convirtiéndose en el primer boxeador masculino de Japón en ganar títulos en cuatro divisiones de peso.

 

Franco (18-1-2, 8KOs) de San Antonio pelea fuera de Norteamérica por primera vez en su carrera. También ingresa a la muy esperada pelea de unificación luego de un período inactivo más largo de su carrera, sin haber peleado desde una victoria repetida sobre Andrew Moloney en agosto pasado para cerrar su extraña trilogía.

 

Franco reclamó el título de peso gallo junior ‘Regular’ de la AMB en una victoria de junio de 2020 sobre Moloney en Las Vegas. Su revancha de noviembre de 2020 terminó sin decisión después de dos rondas, cuando Franco no pudo continuar debido a un ojo hinchado como resultado de un cabezazo reglamentado. El fallo final se produjo después de una demora absurdamente larga para revisar la secuencia que causó la lesión antes de que la comisión de Nevada finalmente confirmara el veredicto en el ring emitido por el árbitro Russell Mora.

 

En general, Franco está invicto en sus últimas ocho aperturas desde que noqueó a Lucas Fernández en el noveno asalto en marzo de 2018. Franco derribó a Fernández en el primer asalto y estuvo muy por delante en dos de las tres tarjetas después de ocho asaltos antes de ser superado en el noveno asalto en punto que eligió el árbitro José Hiram Rivera para detener la contienda. Su racha actual incluye trilogías con Moloney (2-0, con un No-Decision) y Oscar Negrete, este último a quien derrotó una vez y luchó por empates por decisión dividida en su primera y tercera salida.

Ioka-Franco cierra un diciembre protagonizado por la división al más alto nivel. El mes comienza con la tan esperada pelea de goma entre el campeón lineal Juan Francisco Estrada (43-3, 28KOs) y el ex campeón de cuatro divisiones Román ‘Chocolatito’ González (51-3, 41KOs). La pelea encabeza un espectáculo de DAZN el 3 de diciembre desde Desert Diamond Arena en Glendale, Arizona, y contará con el título de peso gallo junior del CMB que dejó vacante Jesse ‘Bam’ Rodríguez (17-0, 11KOs), el hermano menor de Franco que regresó a la división de peso mosca.

 

El enfrentamiento con Franco le brinda a Ioka una segunda oportunidad en su primera pelea de unificación de Nochevieja. Dichos planes se abordaron hace un año, cuando Ioka y el entonces campeón de la FIB, Jerwin Ancajas, acordaron los términos para reunirse en el Ota-City Gymnasium. La pelea se canceló debido a que Japón cerró sus fronteras a los no residentes para ayudar a prevenir la propagación de la variante Omicron Covid.

 

Ioka terminó enfrentando y derrotando a su compatriota Ryoji Fukunaga en doce asaltos. La hazaña llevó su récord a 9-1 en la víspera de Año Nuevo.

 

Además de la historia lograda al reclamar un título de cuarta división, Ioka busca grabar aún más su nombre en los libros de récords de Japón. Una victoria sobre Franco lo dejará como el único peleador de la nación en unificar títulos en dos divisiones de peso separadas. Ioka anteriormente ostentaba los títulos de peso paja del WBC/WBA, superando a Akira Yaegashi en su pelea de nivel Pelea del año de junio de 2012. El evento marcó la primera vez en la historia que dos campeones reinantes de Japón se enfrentaron en una pelea de unificación de títulos.

 

Como informó anteriormente BoxingScene.com, la pelea fue aprobada por la OMB con la condición de que el ganador se enfrente a Junto Nakatani, el ex campeón de peso mosca de la OMB que ahora es el retador obligatorio del organismo sancionador en el peso gallo junior.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: