Indongo quiere dar el gran golpe en Nebraska

El estadounidense Terence Crawford tratará de despejar varias interrogantes que giran en torno al boxeo cuando enfrente, en duelo de invictos y con dos boxeadores que ostentan cuatro fajas de campeón del mundo en la categoría de los pesos súper ligeros el sábado 26 de agosto en la Arena Pinnacle Bank, en Lincoln, Nebraska, al africano Julius Indongo.

Por Rigo Cervantez | ESPN Digital

Demostrará el nativo de ese estadp los merecimientos para cumplir su reclamo, de ser catalogado como el mejor o, al menos, como el segundo boxeador en la mítica lista de los mejores pugilistas kilo por kilo en el mundo junto a Andre Ward y a toda una cauda de aspirantes a ese honorífico reconocimiento.

Crawford, con 29 años de edad (31-0, con 22 de sus triunfos por la ruta del cloroformo), pone en disputa sus cinturones de campeón del CMB y de la OMB mientras que Indongo, quien cuenta con 34 años de edad, y defiende las coronas mundiales de las 140 libras que reconocen la AMB y la FIB, se presenta con una hoja de trabajo de 22-0, con la mitad de sus triunfos antes de la campana final.

“Estoy bien preparado, bien enfocado, y con mi plan de pelea listo, para este combate”, dijo Indongo, quien reveló durante una conferencia telefónica celebrada este miércoles que todo el proceso de entrenamiento para esta cita lo realizó en su natal Namibia.

“Yo veo esta pelea como una oportunidad para demostrarle al mundo entero todo lo que puede lograr un boxeador africano, combatiendo lejos de casa. Y de no mediar alguna sorpresa espero sorprender al mundo del este deporte, con mi técnica y mi buen boxeo, de lo que soy capaz”, amenazó el pugilista africano.

Mientras tanto, Crawford reveló que no conocían hasta hace muy poco, a Indongo.

“Hasta antes de su pelea en Rusia, el año pasado, no habíamos oído hablar de Indongo, ni lo habíamos visto pelear”, reconoció Crawford.

“Fue cuando descubrimos que se trataba de un buen boxeador, después de su triunfo por nocaut sobre el ruso Eduard Troyanovsky, y decidimos que era un rival interesante”.

Sin embargo, Crawford no menosprecia en lo absoluto las condiciones y la peligrosidad que representa el también invicto peleador africano.

“En un corto período de tiempo, él ha demostrado buenas condiciones como boxeador”, reconoció Crawford dijo que no había muchas similitudes entre Indongo y el ucraniano Viktor Postol, a quien enfrentó y superó, recientemente, más allá de la corpulencia.
“Lo único que se puede comparar es su estatura. Ambos son muy altos, pero sus estilos como boxeadores, con totalmente diferentes. Postol va a buscar la pelea, además de que se trata de un pugilista con buena técnica, mientras que Indongo es más elusivo y se muestra como un boxeador a veces imprevisible”.

¿Consideras a Postol, mejor que Indongo?

“No podría asegurarlo porque todavía no peleo contra Indongo. Puedo hablar del estilo de Postol, porque ya estuvimos en el cuadrilátero y muchas veces sucede que tu opinión sobre un boxeador cambia cuando lo tienes frente a ti, intercambiando golpes”, concluyó diciendo Crawford.

Por su parte, Indongo aseguró que más allá de la confianza que le han dado sus más recientes triunfos, en condición de visitante, frente a Ricky Burns, en Escocia, y ante el local Troyanovsky, en Moscú, tiene otro tipo de motivaciones en este combate en Nebraska, la casa de su rival.

“Me estimula y me motiva el saber que para esta pelea llevo sobre mis hombros la esperanza, la ilusión y el orgullo, de millones de aficionados de mi país, y de todo Africa”, finalizó Indongo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.