Rigondeaux, ¿víctima de los poderes del boxeo?

Haber aceptado una pelea ante Vasyl Lomachenko puede haber sido la peor decisión en la carrera del cubano Guillermo Rigondeaux.

Más que la vapuleada que el púgil invicto ruso le propino al caribeño, haber perdido sin defender el título mundial de las 122 libras, en un acuerdo aceptado para poder hacer el pleito del 9 de diciembre pasado debe considerarse como un craso error del equipo que trabaja con Rigondeaux.

El caribeño combatió con Lomachenko por la corona de las 130 libras, reconocida por la Organización Mundial de Boxeo, bajo la condición de que si ganaba, tendría que decidir con cuál de las dos coronas se quedaría; pero una derrota significaría que la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) lo desconocería como campeón súper gallo, lo cual sucedió y fue cumplido por el organismo boxístico.

Ahora, Rigondeuax tiene un camino bastante áspero, pues al parecer, pretende establecerse en las 126 libras, una categoría donde abunda el talento, y precisamente, rivales que no tendrán reparo en hacerle frente.

La gran pregunta es cuándo volverá a pelear, y qué tanto le habrá afectado la golpiza que recibió de Lomachenko, la peor de toda su carrera pugilística.

Por laestrella.com.pa

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.