El Equipo de Pacquiao quiere la pelea con Matthysse

El ayudante filipino del entrenador de boxeo Freddie Roach, Marvin Somodio, dijo que prefiere al campeón de peso welter de la AMB Lucas (The Machine) Matthysse de Argentina para ser el oponente de regreso de Manny Pacquiao mientras la carrera del ícono del ring se reduce a medida que pasa el tiempo.

Pacquiao, de 39 años, no pelea desde que perdió el título de la OMB de las 147 libras contra el australiano Jeff Horn en Brisbane en julio pasado. Ha sido invitado por el CEO de Top Rank, Bob Arum, para encabezar una tarjeta del Madison Square Garden el 14 de abril contra un rival aún no identificado, con la otra atracción, una defensa de Horn contra Terence Crawford. Una fuente de Top Rank dijo que no se había confirmado ninguna pelea, pero que las negociaciones están en curso para finalizar el trato. 

Según el escritor Lance Pugmire de Los Angeles Times, Arum ahora “revisa los contratos con cuatro tipos que manejamos y todo va muy bien”. El hombre a quien Arum está considerando enfrentar a Pacquiao no es Matthysse, sino el ex gobernante interino OMB superligero Mike Alvarado de Colorado. Matthysse tiene 35 años y Alvarado, 37. 

“Los mejores días de Alvarado están más allá de él y debería merecerse burlarse de la tarea ligera para Pacquiao”, escribió Pugmire. “La mejor opción sería Matthysse”. El récord argentino es de 39-4, con 36 nocauts en comparación con el 38-4 de Alvarado, con 26 nocauts. El problema al inscribir a Matthysse es que su contrato promocional es con Golden Boy, rival de Top Rank. Según los informes, Arum dijo que espera confirmar el espectáculo del 14 de abril esta semana. 

Somodio dijo que Roach también prefiere a Matthysse que a Alvarado como el próximo oponente de Pacquiao. La atracción de luchar contra Matthysse es que tiene el cinturón de la AMB. Aparte de eso, es un peleador sin retroceso que se adapta al estilo de Pacquiao. Matthysse, sin embargo, es una propuesta peligrosa con una tasa de nocaut del 92 por ciento en sus 39 victorias desde que se convirtió en profesional en 2004. 

Un duelo entre Matthysse y Pacquiao prenderá fuego al ring. En 2014, Matthysse fue derribado en el segundo y quinto round, sobrevivió a un corte en el tercero y luego derribó a John Molina, Jr. en el octavo y décimo lugar para anotar un paro en el undécimo asalto en el StubHub Center en Carson City. Un año después, fue derrotado por Viktor Postol. Matthysse no vio acción en 2016, regresó al ring para detener a Emmanuel Taylor en mayo pasado y reclamó el trono vacante de la AMB a través de una eliminación brutal de octava ronda del tailandés Tewa Kiram en el Foro en Inglewood la semana pasada. 

A pesar de que la actitud de Matthysse lo convierte en un favorito del público, lo ha puesto en situaciones delicadas. Contra Kiram, fue mal cortado cerca del ojo izquierdo. Contra Danny García en 2013, estuvo por el piso en la undécima ronda y perdió por puntos. Pero la agresividad de Matthysse le dio una gran ventaja al derrotar a jugadores como Ruslan Provodnikov, Lamont Peterson, Zab Judah y DeMarcus Corley, que sufrieron nueve caídas antes de capitular en el octavo asalto en una pelea de 2011. 

Somodio dijo que Pacquiao podría considerar pelear dos veces más antes de terminar su carrera con un título mundial. “Es una bendición que esté en nuestra vida, llegó Manny”, dijo Somodio. “Manny y Freddie me dieron la oportunidad de ayudar en su rincón contra Brandon Ríos en Macao y fue una experiencia que nunca olvidaré. Siempre estaré agradecido por la oportunidad de trabajar con Freddie y Manny”. 

Somodio vio la demolición del campeón de la súperpelea de la FIB, Jerwin Ancajas, sobre israelí Israel González en ESPN el pasado fin de semana y quedó impresionado con el desempeño del filipino. “Jerwin tiene mucho poder”, dijo. “Su humildad me recuerda mucho a Manny. Algunas de sus movidas son como las de Manny. Cuando el árbitro detuvo la pelea y González aún no había terminado, Jerwin fue a consolarlo. En Las Vegas, no habría podido acercarse a González porque se supone que nadie debe acercarse a un luchador que acaba de ser noqueado, excepto el médico. Manny solía hacer eso también, pero no podía hacerlo más cuando Las Vegas apretaba los controles”. 

Somodio dijo que Ancajas se veía bien y que su ritmo de trabajo fue constante desde el inicio de la pelea hasta el final, lo que indica un alto nivel de acondicionamiento. Estuvo de acuerdo con las observaciones del ex campeón welter de la OMB, Tim Bradley, de que Ancajas podría mejorar variando sus golpes, lanzando más fintas y moviéndose lateralmente para crear ángulos y aperturas. 

Por philboxing.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.