Canelo-Golovkin II se podría haber salvado… pese al doping positivo

Cuando Bob Bennett, director ejecutivo de la Comisión Atlética de Nevada, pidió se analizara la muestra de cabello del mexicano Canelo Álvarez para determinar si el clembuterol encontrado en su organismo en las pruebas del 17 y 20 de febrero, la pelea ante Gennady Golovkin no se había cancelado aún.

De haber tenido antes el resultado negativo de esa prueba, ese documento pudo haber sido la llave que abría el candado y evitaba la cancelación de la revancha ante Golovkin del 5 de mayo en la T-Mobile Arena de Las Vegas.

A petición de ESPN, la Comisión de Nevada envió los documentos en donde señalan la hora y fecha en que se tomó la muestra de cabello a Canelo Álvarez, con la finalidad de saber si había consumido el clembuterol de manera constante dentro de un lapso de al menos seis meses. En el documento de proceso del análisis solicitado, oficiales de Nevada colocaron que era relacionado con el evento del 5 de mayo, que mantenía como vigente el encuentro.

La Comisión de Nevada también envió el reporte del laboratorio en el que se tiene ya el resultado negativo por clembuterol, enviado 22 días después, y firmado por el técnico del laboratorio especializado Sports Medicine and Resarch Testing, que pudo variar la decisión final del organismo. La solicitud y recolección del especimen fue la fecha en que Álvarez asistió a una reunión con el director ejecutivo Bob Bennett, según expresó el propio directivo días después cuando oficializó la suspensión por seis meses del púgil mexicano.

Aunque el nuevo reglamento del organismo en Nevada, renovado a partir de septiembre de 2016, revela que cualquier peleador es culpable de haber consumido cualquier sustancia prohibida, incluso si no lo hizo de manera intencional, como parece haber sucedido con Canelo Álvarez, queda la duda de qué posición había asumido Bennett si la prueba fuese hecha con más celeridad.

El combate fue cancelado por Golden Boy Promotions el 3 de abril en conferencia de prensa en Los Ángeles.

En el primer documento, se lee que la Comisión Atlética de Nevada pidió al laboratorio especializado con sede en Salt Lake City, Utah, Utah se revise una muestra de cabello que se ha tomado del boxeador Saúl Álvarez con el evento del 5 de mayo de 2018, ante Golovkin, aún vigente.
La muestra se tomó en punto de las 11:17 horas del día jueves 29 de marzo, seis días después de que Bennett anunciara una suspensión temporal para Canelo por haber fallado dos exámenes antidopaje por esta sustancia, que se puede consumir comiendo carne contaminada en territorio mexicano según la información que han aportado instancias deportivas de México.

 

En ese documento, firmado por Álvarez, se le avisa que en caso de un resultado adverso, es decir, un nuevo positivo, la Comisión no se hará responsable por las críticas, afectaciones de cualquier otro tipo, pérdidas económicas ni daños causados por la publicación de la respuesta del laboratorio.

En el segundo documento, ofrecido ya por el laboratorio antes mencionado con sede en Utah, viene el número de muestra, compatible con el documento previo, y el resultado del laboratorio: “Hair sample tested for clenbuterol. Clenbuterol was not detected (Muestra de cabello analizada para clembuterol. Clembuterol no detectado)”.

Cabe señalar que estas pruebas detectarían el uso continuado de la sustancia, que se adhiere al cabello, tomando como base un centímetro del folículo para el análisis. Según reportes especializados, el clembuterol se manifiesta en alto volumen aún un mes después de ser consumido como anabólico.

De cualquier forma, Álvarez se encuentra ya en su tercer mes de los seis de suspensión que recibió por parte de la Comisión, pues el castigo fue retroactivo al 17 de febrero, y Golovkin espera tener un final aceptablemente feliz enfrentando a Vanes Martirosyan en California.

Por Salvador Rodríguez | ESPN Digital

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.