La motivación de Mathysse: Ganarle a Pacquiao y retirarlo del Boxeo

Por Osvaldo Principi | La Nación

Las grandes peleas exigen también una cuenta regresiva, “termómetro” emotivo que parece reservado, exclusivamente, para el Mundial de fútbol, en estos tiempos. Restan 57 días para que el chubutense Lucas Matthysse exponga el cetro welter (AMB) frente al filipino Manny Pacquiao, exséxtuple campeón mundial en seis pesos diferentes y oficiales.

¡Paradójico! Hasta el momento, los pormenores de este match alcanzan mayor consumo en el exterior que en la propia Argentina y esto nos lleva a abrir un acertijo: ¿El Mundial de Rusia obstruirá por completo la valía histórica de esta pelea?

Creemos que no pero debemos desmenuzar un sinfín de alternativas que serán extrañas para el púgil patagónico, de 35 años, que subirá al ring en el mediodía de Kuala Lumpur, Malasia, el 15 de julio, con una temperatura estimada en 32°. Boxearán en el Axiata Arena, un recinto cerrado y moderno para 16.000 espectadores, que despierta una gran sospecha acerca del modo en que será graduada su refrigeración en un horario anormal para pelear, con mucho calor.

Matthysse puede verse afectado. Ahí deberá aparecer la sagacidad de su equipo, algo que ya anticipó Mario Arano, su manager, en Buenos Aires. Oscar de la Hoya , su promotor, deberá revisar todo al pie de la letra, para que el boxeador argentino no se vea perjudicado. Ambos gestionan en silencio la designación de dos latinos como autoridades del combate.

Esta escenografía no será la mejor para Lucas. Las ideologías políticas expuestas por Pacquiao -fuertes y ortodoxas-, en su rol de senador de Filipinas, siempre fueron bien vistas por el gobierno malayo, patrocinante principal del cotejo. Si bien la mayoría de los inmigrantes que viven en Kuala Lumpur provienen de Indonesia y Bangladesh, se espera que miles de filipinos lleguen hasta el archipiélago malayo. Los pasajes desde Manila son económicos, se pueden conseguir desde los 200 dólares y el trayecto es corto: menos de tres horas de vuelo.

Pacquiao, de 39 años, profesional desde 1995, con un récord de 59 victorias (38 K.O), 7 reveses y 2 empates, reconfirmó la desvinculación de su entrenador Freddie Roach, con quien alcanzó lo máximo. Lo remplazará su compatriota y viejo instructor, Buboy Fernández, con lo cual repetirá el error cometido por el venezolano Jorge Linares, quién despidió al cubano Ismael Salas, previo a su desafío más importante ante Vasyl Lomachenko, y fue evidente su falta de orientación sobre el ring, como resultado.

Matthysse, con dos títulos mundiales en su haber y un récord de 39 triunfos (36 K.O), 4 derrotas y un match sin decisión, sigue su entrenamiento en Indio, California, tras la gira promocional que realizó por Asia. Bajo la tutela de Joel Díaz, trabaja con un mensaje bélico: ganar y retirar a Pacquiao del boxeo.

Bernard Hopkins, exbicampeón mundial e integrante de la empresa “Golden Boy Promotion”, de De la Hoya, declaró: ” Matthysse vencerá fácil. Tiene la pegada para ganar cuando él lo decida, ante un adversario al que todo le ha costado muchísimo últimamente”.

Como en la novela escrita por el italiano Emilio Salgari, en el Siglo XIX, en la que “Sandokan, el tigre de la Malasia” debió hacer malabares para sobrevivir a los contratiempos, también a Matthysse le corresponderá estar muy alerta en una región donde no es fácil llevarse el botín más preciado. Pese a tener en sus puños la llave del tesoro.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.