Klitschko: Joshua ahora es campeón; si gana a Wilder será una estrella

Vitali Klitschko es una de las voces con mayor autoridad para hablar de la actualidad de los pesos pesados. El excampeón ucraniano se ha visto en el foco mediático estos últimos días debido a la final de la Liga de Campeones, cuya final se ha disputado en la ciudad de la que es alcalde, Kiev.

El mayor de los Klitschko reinó en los pesados (45-2-41 KO’s) en tres décadas diferentes -ganó su primer título mundial en 1999 frente a Herbie Hide- y sólo cosechó dos derrotas. Ante Chris Byrd se tuvo que retirar en el noveno asalto por una lesión en el hombro cuando ganaba a los puntos y, en 2003, en el esperado duelo de colosos frente a Lennox Lewis, el árbitro detuvo el combate en el sexto round en vista de que no dejaba de emanar sangre de la ceja izquierda de Vitali, y el ucraniano ni veía por ese ojo. De nuevo estaba delante en las tarjetas.

Desde su despacho en el Ayuntamiento de Kiev, el exboxedor comentó a ‘The Guardian’ que Anthony Joshua debe medirse a su némesis Wilder: “AJ tiene todas las habilidades para ser uno de los grandes de la división, pero no pasará al siguiente nivel hasta que complete una pelea de unificación contra Wilder”.

Asimismo, quien dominara la máxima categoría, comentó: “La pregunta siempre cuando hay muchos campeones del mundo es: ¿quién es el más fuerte?”. En esta ocasión, una pelea lleva a la respuesta a dicha cuestión para el alcalde de Kiev: “Es por eso que la pelea contra Wilder es muy importante. En este momento Joshua es un campeón, pero con este combate puede ser una estrella”, explicó.

Vitali sabe bien de lo que habla, y no en vano estuvo en la esquina de su hermano Wladimir cuando éste se midió a Joshua. Ahora el hermano mayor de los Klitschko dirige los designios de una gran ciudad, y reconoce: “Es mucho más fácil ser el campeón del mundo del peso pesado que ser el alcalde de Kiev, porque en política no hay reglas. Te pueden golpear por la espalda y hay golpes bajos. Es realmente difícil, eres responsable de todo las 24 horas del día, los siete días de la semana”, dice.

El ‘Doctor puño de hierro’ se levanta todos los días a las seis de la mañana para entrenar, y a las nueve ya está en el despacho. Siendo un adolescente estaba obsesionado con las películas de Chuck Norris y Bruce Lee, pasión que le llevó a la práctica de las artes marciales, convirtiéndose en subcampeón de Europa en 1992.

En el mundo del boxeo, con 24 años ya había sido campeón de Ucrania y plata mundial amateur en 1995. Un positivo por esteroides le dejó fuera de los Juegos de Atlanta, mandando Ucrania a su hermano Wladimir, quien ganaría el oro. Acto seguido Don King intentó fichar a ambos hermanos, sin éxito.

Se retiró inicialmente del boxeo en 2005 debido a las lesiones e influido por la Revolución Naranja que derivó en unos comicios presidenciales nulos en Ucrania. Por esta época Vitali se inmiscuyó en la política de su país, faceta que alternó con su regreso al boxeo en 2009.

Definitivamente dejaría el deporte en 2012, aunque previamente refundó su partido como UDAR (Alianza Democrática para la Reforma de Ucrania) y optó a la alcaldía de Kiev en pleno Euromaidán, el movimiento que acabó derrocando al presidente Victor Yanukovich, amparado por Rusia. Vitali unió sus fuerzas (que no partido) con Petro Poroshenko que al mismo tiempo alcanzaría la presidencia del país con el respaldo del boxeador. Estos movimientos, y especialmente la caída de Yanukovich, traería como consecuencia la Crisis de Crimea en 2014, que a su vez llevaría su independencia y posterior adhesión de este territorio a Rusia.

“El sistema soviético es como funciona todo aquí”, explica a ‘The Guardian’. “Es muy difícil romper un sistema inflexible, ineficaz y también corrupto. Ese es nuestro objetivo principal, cambiar el sistema y modernizarlo”.

Por marca.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.