Jaime Munguia: “Arriesgarme contra Canelo Álvarez vale la pena”

A los 22 años de edad, el tijuanense Jaime Munguía tiene una carrera vertiginosa en el boxeo. Apenas hace un año conquistó el campeonato mundial de la Organización Mundial de Boxeo en peso superwélter y desde entonces lo ha defendido en cuatro ocasiones. Todo llegó de manera repentina. Apenas unos meses antes, la revista especializada estadunidense The Ring lo nombró la mejor promesa de 2018.

Después, ante los problemas del positivo de clembuterol y la suspensión al Canelo Álvarez, lo colocó como uno de los posibles contendientes para peleas contra Gennady Golovkin. La Comisión Atlética de Nevada no autorizó esa pelea con el argumento de que no estaba en condiciones de enfrentar al que entonces marchaba invicto.

Eso no desanimó a Munguía, quien desde el primer momento dijo que aceptaba semejante reto. Eso le dio una promoción inesperada y lo colocó en la antesala del campeonato del mundo que ganó en mayo ante el estadunidense Sadam Ali.

Hace unos días volvió a estar entre las opciones de una gran pelea. Esta vez ante su compatriota, la estrella Saúl Canelo Álvarez, posibilidad que el promotor de Munguía, Fernando Beltrán, insiste en que sería una combinación que generaría gran expectación.

Es posible que podría ser muy precipitado que yo tome una pelea ante un campeón con tanta experiencia, reconoce Munguía a La Jornadapero oportunidades como esa no podemos dejarla pasar. Al final uno está en este deporte para grandes peleas y esa sería una de las mejores ofertas que se pueden presentar.

Canelo cuenta con una experiencia que reluce en sus combates; en cambio, algunas defensas del joven tijuanense han levantado algunas críticas, que si bien reconocen el potencial, también quedan en evidencia algunas carencias defensivas.

“Sí, hay riesgo de perder con un campeón de la talla del Canelo”, admite, pero siempre hay riesgos en el boxeo, y con un peleador como él es mucho más peligroso.

Perder su cinturón superwélter no le angustia. De hecho está convencido de que pronto lo dejará porque su cuerpo le exige subir una división, a la de los medios, en la que domina por el momento el pelirrojo.

“Ya me cuesta mucho dar el peso, me siento muy cansado por la dieta y el esfuerzo y me cuesta mucho reponerme, así que ya debo irme a la división en la que se mueve el Canelo”, explica.

Antes de Munguía existen otras opciones para Álvarez, como el ruso Sergey Kovalev o el británico Callum Smith, pero el sólo hecho de aparecer entre los candidatos a ser un rival de la máxima figura del boxeo ya es una especie de triunfo.

“Me ponen en la mira y eso me beneficia. Ya me pasó con lo de Golovkin y después llegó el campeonato del mundo. Hoy no se sabe quién enfrenta a quién; mientras, yo me divierto viendo todo el show”, dice Munguía sonriente.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!