Buonarrigo dominó a Mansilla y conquistó su primer título

Superó su gran prueba, y se coronó. Abraham Buonarrigo se impuso sobre Wencesalo Mansilla, por puntos, en fallo unánime, tras nueve asaltos, y así conquistó el título fedebol mediopesado de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), que se encontraba vacante, en el combate estelar de la velada desarrollada el sábado por la noche en el Club Atlético Talleres de Villa Gobernador Gálvez, Santa Fe, que fue televisada a través de TyC Sports y TyC Sports Play en su ciclo Boxeo de Primera.

Más allá de la estelar, la noticia más importante sucedió en el combate semifondo. El doble campeón mundial Juan Carlos Reveco regresó luego de tres años de inactividad y dominó a Jeremías Ulibarre, por puntos, en fallo unánime, tras seis asaltos, en un combate enmarcado en categoría gallo.

Buonarrigo contra Mansilla representó el clásico duelo de un joven con muchas aspiraciones frente a un experimentado batallador que lo exigió. Son estos choques los que sirven a prospectos en ascenso. Así fue que a pesar de sus 26 años, Buonarrigo (ahora 9-1, 7 KOs) sacó la chapa de favorito y doblegó el duro escollo que representaba Mansilla (16-8-1, 6 KOs), que fuera campeón latino supermediano de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), con solvencia.

Con mucha autoridad, Buonarrigo hizo pesar su juventud, mayor técnica, velocidad y soltura, sumado a la efectividad y la contundencia de sus golpes. Rápidamente tomó la iniciativa y llevó al entrerriano sobre las cuerdas donde descargó sus profundas derechas cruzadas y en gancho a la mandíbula. Con amor propio, Mansilla intentó responder con golpes boleados y cruzados pero no impactaba con claridad. La diferencia de precisión era notoria. Las izquierdas y derechas en cross lanzadas por el mendocino se estrellaban de manera resonante en el rostro rival.

Recién en el quinto round Mansilla acertó dos boleados diestros a la sien que sorprendieron al mendocino. Pero la practicidad de Buonarrigo le permitió retomar el control. Añadió a su precisión por adentro los ganchos zurdos a las costillas. Si bien Mansilla no se entregaba e iba por el golpe salvador, el apodado “Turco” evitó los riesgos y con mucha claridad repitió su castigo, y se llevó la merecida victoria y su primer cinturón.

Las tarjetas de los jueces fueron marcaron la diferencia exhibida: Andrés Baldessari 87-84, Carlos Bachela 89-82, y Mario Marcolin 88-83, todas para Buonarrigo.

Así, Buonarrigo, que pesó 77,800 kg., se reafirma como una importante promesa del boxeo nacional y se recuperó de su única derrota, cuando en su última presentación el 22 de enero cayó ante Durval Palacio en fallo dividido y resignó su invicto. Ante Mansilla (79,100 kg.), un boxeador con experiencia en México, Australia y Francia, obtuvo su mayor victoria.

VICTORIAS DE ALANIZ, MEZA Y CHAVES

En combate complementario, la campeona argentina mosca, Celeste Alaniz (50,750 kg. y 10-0, 3 KOs), liquidó a Daniela Molina (50,500 kg. y 1-6-3), por nocaut técnico en el quinto round, luego de enviarla al suelo en el cuarto y en el quinto, en una revancha tras haberla vencido por puntos en 2018.

Además, en categoría mosca, Jennifer Meza (50,600 kg. y 4-1, 1 KO) despachó a Micaela Romero (50,900 kg. y 2-4, 1 KO), por nocaut técnico en el tercer round.

En división ligero, Alan Chaves (60,800 kg. y 2-0, 2 KOs) acabó con Gabriel Daza (61,300 kg. y 1-5), por nocaut técnico en el tercer round, luego de mandarlo a la lona en ese capítulo.

Finalmente, en peso superligero, el debutante venezolano Jonathan Hernández (62,950 kg. y 1-0, 1 KO) dio cuenta de Daniel Zabala (62,900 kg. y 0-2), por nocaut técnico en el segundo round, luego de enviarlo al suelo en el primero y en el segundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!