Charlo quiere unificar las coronas Superwelter con Hurd

Jarrett Hurd unificó la división de peso mediano junior del boxeo derribando al cubano Erislandy Lara en el 12° asalto para obtener una sorprendente victoria en decisión dividida el pasado sábado. El estadounidense invicto ahora es campeón WBA, IBF e IBO de las 154 libras al anotarse una gran victoria sobre Lara, quien sufrió su primera derrota en más de tres años.

La caída final de Hurd resultó ser la diferencia en la pelea ya que los tres jueces anotaron 114-113 con dos a favor del estadounidense.

“Fue difícil, pero salí e hice exactamente lo que dije que iba a hacer”, dijo Hurd, quien mejoró a 22-0 con 15 nocauts. “Sentí que tenía el control de toda la pelea. Estaba presionándolo”.

Hurd, de 27 años, golpeó a Lara con una combinación de izquierda y derecha que envió al ex olímpico cubano a la lona. Peleando de cerca, levantó la cabeza de Lara con un uppercut derecho y luego entregó un vicioso gancho de izquierda al lado derecho de la cabeza de Lara.

Lara recibió un conteo de ocho segundos del árbitro antes de reanudar y luego apenas aguantar hasta la campana final en el Hard Rock Hotel and Casino en Las Vegas.

Lara, de 34 años, cayó a 25-3-2 en su carrera cuando estaba haciendo su séptima defensa del título.

Al entrar en la pelea, el ganador se alinearía para luchar contra el campeón del peso mediano junior del CMB Jermell Charlo, quien hará una defensa de su título en junio.

“Estoy listo. Vamos. Queremos ese trabajo”, dijo Charlo. “Siento que Hurd solo tomó la pelea con Lara porque se dio cuenta de que la pelea más dura es con Jermell Charlo”.

“Hemos estado allí antes con Lara. Sé lo que posee. Hurd tiene que armar su defensa porque no puede ser golpeado así por mí. Lara no se mueve como solía hacerlo. Si se mueve como solía, ganaba esa pelea”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!