Gran noticia: Maxi Verón fuera de terapia intensiva y en sala común

Las buenas noticias siguen, y son cada vez más contundentes hacia su recuperación. Maximiliano Verón fue dado de alta de la unidad de terapia intensiva y trasladado a sala común, donde se encuentra consciente recuperándose, luego de que hace dos días le retiraran la respiración artificial asistida una vez que había despertado tras permanecer en coma inducido durante cerca de doce días. Se comunica, habla y responde correctamente, y su estado general mejora sostenidamente. Así, poco a poco comienza a dejar atrás el momento más complicado de su vida.

La historia ya es conocida. Luego de la caer el sábado 17 de abril ante Gustavo Lemos por nocaut técnico en el octavo asalto en disputa del título latino superligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) en Desvío Arijón, Santa Fe, televisado por TyC Sports TyC Sports Play, comenzó el calvario para el bonaerense. Tras ser operado de urgencia por un sangrado cerebral, sometido a una craniectomía descompresiva por un hematoma subdural hemisférico, ser diagnosticado positivo de Coronavirus Covid-19 y encima ser robado del dinero que cobró en calidad de bolsa por la pelea mientras se encontraba inconsciente, en los últimos días su condición pasó de ser estable a favorable, y aún más entre el fin de semana y la jornada del lunes, en el Hospital de Emergencias Dr. Clemente Álvarez (HECA) de Rosario, donde permanece desde la madrugada del domingo 18.

Luego de que despertara y comenzara a responder favorablemente a los estímulos, durante el fin de semana le retiraron la respiración artificial asistida. Su cuadro continuó mejorando. Por eso, en la jornada del lunes fue dado de alta de la unidad de terapia intensiva y trasladado a sala general. Según reza la información difundida por el HECA, permanecerá un tiempo aún indeterminado recuperándose, puesto que continúa con controles posoperatorios de neurocirugía y con su respectiva rehabilitación.

Pero Maxi no solo evoluciona, sino que habla coherentemente y recuerda gran parte de lo mucho que ocurrió esa noche.

“Maxi está muchísimo mejor. Fue aislado en una habitación común. Reposa, reconoce todo, habla bien… Es una re buena noticia. La verdad, estamos muy pero muy contentos. Es una felicidad enorme”, manifestó su entrenador Marcelo Cerrerzuela, sumamente emocionado.

“Tenemos una alegría inmensa, total. La verdad que la pasamos muy mal. Y que Maxi ahora esté mejorando, es una felicidad enorme”, remarcó quien este miércoles deberá presentarse en la fiscalía para la continuidad de la causa que él mismo denunció por el robo del dinero de la bolsa de la pelea que había cobrado su boxeador, mientras éste se encontraba inconsciente en el Hospital Juan Bautista Alberdi -el primero que visitaron-, en la Comisaría N° 10 de Rosario.

Todavía queda un trecho por recorrer para el ex campeón latino de 32 años. Continuará siendo monitoreado bien de cerca. Pero lentamente, lo peor comienza a ser dejado atrás. De continuar su evolución, vencerá la peor batalla que ha protagonizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!