Ponzinibbio recuerda el drama que lo alejó de la UFC: Dijeron que tal vez no volvería

En noviembre de 2018, Santiago Ponzinibbio alcanzó su mejor momento en la UFC, cuando logró su séptima victoria consecutiva en la organización, al noquear a Neil Magny, y se colocó entre los diez primeros del mundo en la división de peso welter (170 lbs). Sin embargo, lo que podría ser el comienzo del camino hacia el cinturón de división se ha convertido en la pesadilla de un luchador. Luego de esta presentación que tuvo lugar en su país natal, el argentino estuvo más de dos años alejado de la UFC peleando una batalla por su salud.

En entrevista exclusiva al portal Ag.Fight, el ex integrante de TUF Brasil 2 reveló que llegó a vivir con un informe médico que, incluso a los 34 años, decía que nunca más podría volver a pelear en su vida. La explicación de esta afirmación fue el largo período que el sudamericano luchó por descubrir un problema de salud que lo estaba afectando y lo dejó en tratamiento durante aproximadamente un año.

“Incluso dijeron que nunca más podría pelear en mi vida. Fue muy difícil. Tuve una infección en mayo, me operaron, me pusieron un catéter en el brazo, me hicieron medicación, enfermeras en mi casa y en seis semanas de tratamiento cuando estaba por terminar empecé con fiebre. Me volvieron a revisar, cambiaron la medicación. La medicación que me dieron mató todos los glóbulos blancos del cuerpo, me quedé indefenso. Estuve tomando antibióticos durante tres meses constantemente. Fue muy complicado. Cuando me dieron de alta, me fui a Las Vegas (EE.UU.) para terminar mi rehabilitación y después de siete semanas no mejoró. Hicimos una resonancia magnética y el médico dijo que tenía una infección en el hueso y que tal vez no volvería a pelear. Fue un balde de agua fría”, dijo Ponzinibbio.

“Por un lado, pensé que no podía estar bien, porque todavía voy a ser campeón del mundo y tengo mucho por hacer, pero por otro lado, había miedo. Pasé todo el 2019 tratando de conocer el problema. Y 2020 fue un año en el que luché con mi salud para volver a entrenar. Luego vino la pandemia, me contagié de COVID-19, me fracturé el dedo del pie. Fueron las pequeñas cosas las que retrasaron todo. Volví en enero y perdí por nocaut, la peor derrota de mi vida. Nunca había perdido así. Una vez más me enfrentaba a la adversidad y decía: ‘¿Qué vamos a hacer con ella? ¿Nos vamos a arrepentir y nos daremos por vencidos o lo usaremos como combustible para seguir trabajando? ‘ Lo tomé como combustible, como lo he hecho en mi vida, para trabajar y mostrarle al mundo que todavía voy a ser campeón”, finalizó.

Este sábado (5), Santiago Ponzinibbio sube al octágono para enfrentar a Miguel Baeza, en UFC Las Vegas 28. En MMA profesional, el sudamericano tiene 27 victorias y cuatro derrotas en su cartel. El argentino compite por la UFC desde 2013, luego de destacar en la segunda temporada de la versión brasileña del reality show ‘The Ultimate Fighter’, y suma nueve triunfos y tres reveses para la liga de MMA más grande del mundo.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: