José Benavídez Jr. vuelve al ring tras derrota ante Crawford hace tres años

En agosto de 2016, José Benavídez Jr. enfrentó la pelea más dura de su vida, cuando alguien a quemarropa le disparó e hirió su pierna derecha. Su pierna izquierda también sufrió lesiones en el atentado.

Tuvo un largo proceso de recuperación, pero finalmente pudo regresar al cuadrilátero casi dos años después de ese incidente que, según los médicos, lo dejaría sin posibilidades de volver a pelear. Para sorpresa de propios y extraños, volvió al entarimado y en sus dos siguientes combates, venció por nocaut técnico a Matthew Strode y por nocaut a Frank Rojas.

Benavídez quiso seguir demostrando que estaba en buen estado, pero la realidad se descubriría en octubre de 2018, cuando enfrentó a Terence Crawford, quien le ganó por nocaut técnico en el último asalto. Tras ese combate, Benavídez tenía programado enfrentar a Luis Collazo en agosto de 2019, pero sufrió otra lesión que obligaría al peso welter a posponer su combate.

“Tengo fierros, tengo tornillos, tengo de todo… me dieron un balazo en mi pierna y me pegaron en mi arteria principal y casi perdí mi vida”, relató Benavídez a LA Times en Español. “Mucha gente pensó que me retiré, pero realmente solo estaba tomando un descanso de todo, pero me siento listo para pelear en frente de mi afición en Phoenix”.

Benavídez Jr. (27-1, 18 KO) vuelve después de una segunda pausa, pero esta de alrededor de tres años de no subir al ring cuando enfrente a Francisco Emanuel Torres (17-3, 5 KOs) este sábado, 28 de agosto (7 p.m., Showtime), en el Footprint Center de Phoenix, Arizona.

Según Benavídez, de no ser por la complicada situación que vivía con su pierna, hubiera podido vencer al estadounidense.

“Mucha gente no sabía, pero estuve peleando prácticamente con una pierna. Los doctores me habían dicho que iba a durar de seis a siete años para volver a caminar y que mi carrera de boxeo había terminado”, explicó el boxeador de 29 años. “Regresé y no quiero tomar eso como excusa, pero básicamente me lastimé en el sexto round y ya no me la aguantaba. Sé que le hice una buena pelea, le pedí la revancha, pero no hay que [entristecernos] y hay que seguir”.

Benavídez Jr. asegura que Crawford aprovechó la situación para entonces aceptar enfrentarlo.

“Antes del accidente estuve diciendo que quería pelear con él y nunca se hizo la pelea. Ya cuando vio que mi pierna no estaba al 100%, entonces decidió pelearme y pues yo soy un guerrero, fue cuando me dieron la oportunidad de pelear. Así sea de una pierna o de una mano, yo tomé la pelea y pues peleamos, me ganó”.

Él explicó que su pierna le falló en el último asalto.

“Cuando me tumbó, se pueden dar cuenta que mi pierna prácticamente se volteó, como si hubiese quebrado. Ya no me la aguantaba, pero como dije, soy un guerrero, me levanté y acabé como pude”, dijo Benavídez Jr.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: