El día que Jean Paul Belmondo se emocionó viendo a Carlos Monzón en el ring

Jean Paul Belmondo eran una de las estrellas que de Francia se había consagrado en el mundo. Y Carlos Monzón hacía ya tres años que había puesto al boxeo argentino en el podio máximo al ganarle con un nocaut histórico a Nino Benvenuti. Ese 29 de septiembre de 1973, en París, el estadio Roland Garros se transformó en un espacio sin tenis. Con Alain Delon como organizador, Carlos Monzón se subió al ring como campeón mundial de peso mediano. Y por octava vez desde el 7 noviembre de 1970, el argentino salió a defender ese título.

En ese ring montado ante un Roland Garros colmado, Carlos Monzón se ubicó en un rincón; en el otro, Jean Claude Bouttier. Esta estrella del boxeo francés ya se había enfrentado a Monzón en junio de 1972. Y el argentino le había ganado por nocaut técnico dos rounds antes de los quince pactados. En ese junio de 1972, la pelea se había montado en el estadio Colombes, cerca de París. Esta vez, la expectativa por la revancha y posibilidad de recuperación del orgullo francés vencido, centró el combate entre Carlos Monzón y Juan Claude Bottier en el espacio destinado al entonces llamado “deporte blanco”.

Allí, Jean Paul Belmondo y Alain Delon, amigos y fans del boxeo, y de ambos contrincantes, eran tan esperados por el público como Monzón y Bouttier. Y el ingreso de ambos actores a Roland Garros (foto) pareció un estreno cinematográfico. Ni la policía pudo contener a los fans que querían tocarlos o estar cerca de ellos. Juntos, Belmondo y Delon siguieron la pelea. Y se supone con sendos corazones igualmente divididos. Ambos eran franceses como Jean Claude Bouttier y además, amigos de él como lo de eran Carlos Monzón. El boxeador argentino volvió a imponerse al francés en otra pelea mítica.

 

Jean Paul Belmondo y Alain Delon, dos estrellas del cine francés.

Algunas crónicas de entonces, dicen que Jean Paul Belmondo –fan del boxeo– hasta se emocionó con la victoria de Carlos Monzón.  “Es un supercampeón”, dijo con emoción Belmondo. Y en eso tenía razón: en los últimos tres años, le había ganado dos veces a Jean Claude Bouttier, a Nino Benvenutti, Emile Griffithm, Denny Moyer, Tom Bogs, Benny Briscoe y Roy Dale, entre otros.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: