Maravilla Martínez post triunfo: “Me falta ring, necesito seguir peleando”

Una nueva victoria y record perfecto para Sergio Martínez (54-3-2, 30 KO) desde que esa loca idea de dejar el retiro y volver a boxear se le cruzó por la cabeza. Maravilla derrotó por decisión unánime al inglés Brian Rose (32-7-1, 8 KO) en España y ya suma tres triunfos en idéntica cantidad de presentaciones. De todas formas, el argentino no permite que los buenos resultados lo cieguen en su afán por volver a ser campeón mundial, y sabe que aún le falta mucho para ir en busca de ese anhelo. “Tengo que seguir trabajando, la pandemia nos liquidó. Me postergaron varios combates y eso es muy complicado de afrontar, se pierde tiempo. A veces los futbolistas no tocan el balón por un mes y se dice que están faltos de fútbol. Bueno, yo estaba falto de ring, necesito seguir peleando, hay que conseguir un combate de acá a tres meses, en diciembre, para ya sentirme afianzado en el ring, eso es lo que necesito”, argumentó.

Siguiendo con la temática de la falta de actividad, Maravilla agregó: “Fueron muchos meses sin combatir, se notaron, me faltó manejo y distancia. Me estuvo esperando, pude trabajar y quedarme con el combate, gané con lo que hay que ganar. Él no hizo lo suficiente, le faltaron algunas cosas, lo hizo bien, buena derecha, izquierda, es fuerte, pero yo estuve mejor. Ojalá tenga un combate dentro de poco para poder seguir ganando la distancia y el tiempo. Voy a buscar el mundial. sé que es dificil, pero nada es imposible en la vida”.

Por último, sostuvo que hoy es irreal imaginarse peleando por un cinturón contra un campeón, pero que con trabajo y esfuerzo seguramente le llegará su momento. “Paciencia, confíen, paciencia, no se puede construir un castillo en dos días y no se puede construir un campeón en dos años. Yo no nací campeón, me construí, trabajé muchísimo, logré algo muy bueno en mi etapa anterior. Y en esta etapa lo mismo, yo no estoy apurado, lo siento por ustedes si están apurados. Necesito rodaje y esto que tengo ahora, pasión por lo que hago“, cerró.

Tres de tres para Sergio Maravilla Martínez (54-3-2, 30 KO) desde que emprendió el regreso a los rings. A los 46 años, en España, el quilmeño volvió a ganar, esta vez en las tarjetas, y sigue firme su deseo de volver a ser campeón del mundo. El inglés Brian Rose (32-7-1, 8 KO) no fue la medida que se esperaba, aunque con lo poco que mostró metió en problemas al argentino, quien terminó feliz.

El combate fue apretado, pero estaba claro que la fiesta sería de Maravilla. Y así lo puntuaron los tres jueces, quienes lo vieron ganador por 97-94, 97-94 y 96-94. Esta última tarjeta coincidió con la de Olé, que no dio ninguna caída por lado por más que los dos tocaron la lona. El primero que puso las rodillas en el piso fue Martínez y asustó a todos.

Después de un buen primer round del argentino, que dominó el centro del ring y salió a pegarle a un rival diez años menor pero mayor en centímetros, el combate dio un giro de 180°. Rose salió de su pasividad y conectó un derechazo que sintió el ex campeón mundial. Tambaleante, Sergio tomó al inglés y cayó, pero el árbitro no le dio cuenta. Estaba claro que Martínez tendría que volver a enfocarse.

La pelea continuó con una particular tónica: un round por lado. Cuando aceleraba Martínez, Rose esperaba, mientras que cuando el inglés se conectaba lastimaba al argentino. Las desconexiones del británico fueron notorias: no aprovechó al máximo sus momentos y dejó con vida a Maravilla. Los brazos largos de Rose entraron por la débil defensa de Sergio, a quien no se lo vio cómodo, hecho que el mismo reconoció.

El octavo asalto fue el que protagonizó la caída de Rose. En su intento por escapar a los golpes del argentino se resbaló en el centro del ring y cayó. Desde ese momento, Maravilla creció cuando se esperaba todo lo contrario porque se lo veía cansado. Rose nunca intentó tomar la iniciativa y por eso mismo se fue con la derrota por más que pedía la victoria.

Después de más de nueve meses fuera de los rings, Martínez mostró el físico de un jovencito pero el boxeo de un veterano. Y si su verdadera intención es la de ir por un título del mundo, objetivo que repitió terminado el combate, tendrá que mejorar en más de un aspecto. De mínima, eso se conseguirá subiendo la vara de sus rivales.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: