Manny Pacquiao colgó los guantes: el filipino anunció su retiro oficial del boxeo

Manny Pacquiao, definitivamente, cambiará los combates sobre el ring por los de la arena política, porque después de anunciar hace solo diez días que se postulará al cargo de Presidente de Filipinas en las elecciones del año próximo, este miércoles confirmó oficialmente que ya no volverá a boxear profesionalmente, poniéndole fin así a una carrera por demás exitosa, que incluyó títulos mundiales en ocho divisiones distintas.

“Es difícil para mi aceptar que mi tiempo como boxeador se ha terminado. Hoy anuncio mi retirada“, comunicó el apodado Pac Man, de 42 años, a través de un video que publicó en sus redes sociales.

Allí también agradeció “por todos los maravillosos recuerdos a los más grandes fanáticos y al mejor deporte del mundo”. “Esta es la decisión más difícil que he tomado en mi vida, pero estoy en paz con ella. Persiga sus sueños, trabaje duro y observe lo que sucede. Adiós, boxeo”.

El boxeo fue prácticamente un salvavidas para el ahora ex pugilista nacido en Kibawe, una pequeña región situada en la provincia de Bukidnon. “Gracias por cambiarme la vida, cuando mi familia estaba desesperada nos diste esperanza, me diste la oportunidad de pelear para salir de la pobreza“, agregó Pacquiao.

“Gracias a ti, pude inspirar a gente en todo el mundo. Gracias a ti he tenido el valor de cambiar más vidas. Nunca olvidaré lo que hice y conseguí en una vida que no podía imaginar. Acabo de escuchar la campana final“, graficó.

En 26 años de trayectoria, Pacquiao obtuvo los cinturones mosca, superpluma, ligero y superwélter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB); wélter de la Organización Mundial (OMB), wélter de la Asociación Mundial (AMB); y supergallo y superligero de la Federación Internacional (FIB).

El filipino cerró así su carrera con 72 combates, en los que logró 62 victorias (39 por la vía rápida), dos empates y ocho derrotas (3 por nocaut). La última caída fue, precisamente, en la que quedará como la pelea que le puso el punto final a su trayectoria profesional.

El último baile de Manny

El pasado 22 de agosto, Pacquiao buscó convertirse en el primer boxeador en consagrarse campeón en cuatro décadas distintas, pero no pudo cumplir ese objetivo. En su regreso a los cuadriláteros después de dos años ausente, el filipino perdió por puntos ante el cubano Yordenis Ugás, en una velada llevada a cabo en Las Vegas, Estados Unidos.

Fue un combate parejo el que se desarrolló en el T-Mobile Arena de esa ciudad, pero finalmente los jueces dieron ganador al centroamericano, en un fallo unánime. Las tarjetas dieron vencedor a Ugás por 115-113, 116-112 y 116-112.

Su último combate, ante el cubano Ugás, lo perdió por puntos. Foto Ethan Miller/Getty Images/AFP

Después de esa contienda, Pacquiao entregó indicios de que podía tratarse del fin de su ciclo como boxeador. “Ahora será tiempo de relajarse”, advirtió. Luego señaló que era inminente un anuncio importante sobre su carrera política en Filipinas.

La candidatura presidencial

Pacquiao, actual senador en su país, confirmó el 19 de septiembre su candidatura a la presidencia de Filipinas en las elecciones a realizarse en 2022, por un sector del Partido Democrático Filipino-Poder Popular, conocido como PDP-Laban.

El legendario boxeador es senador de ese país desde 2016 y también se desempeñó como congresista.En los últimos tiempos enfrentó a la actual administración por supuesta corrupción y su postura en el Mar del Sur de China, en medio de una división en el partido gobernante. En diciembre pasado, asumió la presidencia de una facción del PDP-Laban.

Pacquiao se postula a la presidencia por el PDP-Laban, una facción del Partido Democrático Filipino-Poder Popular. Foto John Locher/AP

La facción rival del PDP-Laban, encabezada por el ministro de Energía filipino Alfonso, apostó hace unos días por un dúo alternativo, el senador Christopher Lawrence “Bong” Tesoro Go y el actual presidente Rodrigo Duterte para los cargos de presidente y vicepresidente, respectivamente.

La candidatura presidencial de Pacquiao se convierte en una amenaza para el candidato impulsado por Duterte, ya que el boxeador podría dividir los votos en la isla sur de donde proceden ambos, abriendo la puerta a figuras de la oposición.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: