Brian Castaño, un “desgarro secreto” y la fecha tentativa para salvar el desquite con Charlo

Por Osvaldo Principi – La Nación

El pinchazo muscular, seco y electrizante, que originó un desgarro parcial en el bíceps derecho del bonaerense Brian Castaño en pleno guanteo con el estadounidense Terrell Gausha, se convirtió en una bomba de tiempo. Este secreto del gimnasio KOs de Los Ángeles se guardó en el cofre de los “códigos del boxeo” el 3 de febrero último. Los mejores especialistas de California diagnosticaron cuatro semanas de reposo de ese miembro superior. Por suerte hubo una buena evolución y Castaño está en carrera, pese al desastre anímico que sepultó, en modo supersónico, una montaña de ilusiones y de conveniencias deportivas que se habían logrado con mucho esfuerzo.

La ventajosa revancha del empate acaecido en 2021 entre Castaño y el estadounidense Jermell Charlo, por la disputa de los cuatro cinturones oficiales del mundial Mediano Jr (CMB-FIB-AMB-OMB), prevista para el 19 del mes próximo en el Staples Center de Los Ángeles, sucumbió en las últimas horas y la lucha por volver a ponerla en escena en nueva fecha se convirtió en una guerra de intereses.

La aceptación y la credibilidad de los certificados expedidos por el equipo de Castaño, que lidera Sebastián Contursi, tuvieron un eco favorable en aquellos que deciden en este negocio. Sin embargo, restan ultimarse detalles que, por ahora, suman interrogantes con respuestas inciertas. Las respuestas que todos buscamos dilucidar y no podemos resolver…

–¿Tiene validez el rumor de reprogramación para el 23 o 30 de abril venidero validando los días de postergación pedidos por el matancero?

–Sí. Son fechas libres en la agenda del promotor Al Haymon, quién aprovecharía toda la promoción que podría obtener en la transmisión del título mundial welter entre Errol Spence y Yordenis Ugas, que patrocinará una semana antes. Haymon, el hombre más fuerte de este ambiente, quiere salvar la revancha. Y eso es clave.

–¿Qué fuerza reglamentaria tiene la protesta del australiano Tim Tszyu, retador obligatorio del argentino, ante la OMB (entidad de la que Castaño es campeón) para frenar esta prórroga y cancelar el combate?

–Absoluta y total. Tszyu y su promotora “No Limit” ya pospusieron en una oportunidad su condición de N°1 en el ranking y dilataron sus derechos competitivos accediendo a la realización de “Castaño vs Charlo 1″ . En primera instancia se mostraron inflexibles, pero en las últimas horas cedieron ante las certificaciones clínicas de médicos neutrales.

Las tarjetas de la polémica: un claro triunfo del argentino Brian Castaño quedó en empate por el accionar de los jurados
Las tarjetas de la polémica: un claro triunfo del argentino Brian Castaño quedó en empate por el accionar de los jurados

–¿Es indeclinable esta postura y dónde está la solución?

–No, es totalmente maniobrable. Es parte del negocio y de un “acuerdo reglamentario”. Está en manos de la OMB, que en su momento defendió en modo férreo a Castaño cuando quiso ser excluido de su chance mundial ante el brasileño Patrick Texeira (2021) y ahora se muestra aferrado a la decisión de Tszyu. Aquí está lo decisivo para la realización o no de la revancha. Y nadie se anima a aventurar si cederán ante las presiones de un mercado poderoso: el australiano. Llama la atención esta posición ante el acuerdo tácito de los principales involucrados.

–¿Y si la OMB no acepta el petitorio de Castaño?

–Se cancela la pelea con Charlo y se licitará a la brevedad Castaño vs. Tszyu. Las demás entidades (CMB-FIB-AMB) avalan sin problemas este aplazamiento.

–¿Cómo queda la imagen de Castaño ante los organismos pugilísticos y PBC, su promotora internacional?

–Desordenada. Su tardía llegada a Estados Unidos para culminar su preparación sembró algunas dudas y debió presentar todas las certificaciones pertinentes para justificar este tipo de infortunio. Últimamente, los boxeadores que accedieron pelear con lesiones ocultas fracasaron por completo. El ucraniano Vasily Lomachenko lo hizo con su hombro deteriorado cuando perdió con Teofimo López (2020) y recientemente, Gary Russell con el mismo inconveniente sucumbió ante Mark Macayo. Por fortuna, Castaño pudo evitar este tipo de presión.

Todas son deducciones de última hora. Quizá, la resolución definitiva sobre la suerte de este desquite ya ha sido tomada. Probablemente, el anuncio público de la decisión oficial “Charlo vs Castaño II” para los últimos días de abril consumirá horas de actuación, oratoria y alguna evocación histórica. Parte del deporte. Parte del negocio.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: