Julio César Chávez: “Siempre voy a ser el mejor boxeador mexicano”

A pesar de que Julio César Chávez lleva una buena relación con Saúl “Canelo” Álvarez, de quien reconoce su trayectoria en el boxeo, el sonorense señaló que él siempre será el mejor boxeador mexicano.

(El mejor boxeador mexicano) siempre voy a ser yo. Por más campeonatos que gane Canelo, él va a ser su historia, pero siempre el mejor campeón mexicano voy a ser yo”, dijo Chávez durante una plática con Eduardo Lamazón.

El sonorense destacó que no existe envidia alguna hacia el pugilista jalisciense, ni le incomoda que los lleguen a comparar, por el contrario, señaló que se alegra por sus logros.

Mientras no toque el cariño y el amor que me tiene México y a donde quiera que voy, no pasa nada. Él podrá ganar 5, 10 o 30 peleas y no pasa nada. Me da gusto que siga rompiendo récords, que siga haciendo historia porque se lo ha ganado, nadie le ha regalado nada“, detalló.

Se sinceró sobre sus hijos

Apenas hace unos días, “El César del Boxeo” reveló su sentir respecto a su hijo Julio César, quien está batallando con las drogas y también dijo que él no quería que sus hijos se dedicaran al boxeo.

Hice muchas cosas mal, saben mi pasado que no es grato, pero no me arrepiento de nada porque Dios me dio otra oportunidad de vida y eso me ha permitido ayudar a mucha gente con el mismo problema que yo, aunque lástima que no he podido ayudar a mi hijo todavía (a superar sus adicciones), pero en eso estoy (…) No hay que dejar que nuestros hijos empiecen con esos temas porque está cabrón detenerlo”, declaró Chávez en una plática para el podcast Un Round Más del expugilista Érik “Terrible” Morales

En medio de la gloria por ser uno de los pugilistas más importantes de su época y el más grande en la historia del boxeo mexicano, su fuerte problema con las adicciones llevó a Julio César Chávez a casi perderlo todo, relacionarse con narcotraficantes e intentos de suicidio.

Yo no quería que mis hijos pelearan, pero cómo quitarle el sueño a un niño que toda su vida vio a su padre boxeando, ellos crecieron viendo eso y quieren ser como su padre. Al principio me opuse totalmente, pero cuando los hijos te lloran se te bajan los pantalones”, señaló el máximo exponente del box en México.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: