Cómo nació la rivalidad de Canelo Álvarez y Gennady Golovkin

Antes del primer combate entre Saúl Álvarez y Gennady Golovkin -y luego de que Canelo le gane por un brutal KO6 a Amir Khan-, el tapatío decidió renunciar sorpresivamente al título mediano del Consejo Mundial de Boxeo y dejarlo vacante, argumentando que así podría negociar sin estar pendiente de los tiempos que forzaba el CMB como defensa mandatoria. Eso cayó muy mal en el equipo de GGG, que llamó “payaso”  al mexicano.

“Hoy, luego de mucha consideración, instruí a mi equipo en Golden Boy Promotions, para que siguiera negociando mi pelea con Gennady Golovkin y llegar a un acuerdo lo antes posible. También informé al CMB que dejaré vacante su título. Durante toda mi carrera, he tomado las peleas que nadie quería, porque no le temo a nadie. Nunca ha sido más cierto que hoy. Pelearé con GGG, y le  ganaré a GGG, pero no me forzarán a subir al ring con ultimátums artificiales. Espero que dejando de lado este plazo, los dos equipos puedan hoy negociar la pelea y que GGG y yo podamos subir al ring tan pronto como sea posible y darle a los aficionados la pelea que quieren ver”, decía el Canelo mediante un comunicado.

Golden Boy Promotions, empresa de Óscar De la Hoya, que en ese momento representaba a Canelo, agregó: “No podemos negar que el Canelo es la más grande estrella en el deporte del boxeo. Está ansioso por subir al ring con GGG para demostrarle al mundo que es también el mejor libra por libra en el deporte, pero no negociará bajo un plazo forzoso. Ahora que el CMB ya no está en la mesa, espero que GGG y su promotora K2 Promotions vengan a la mesa en buena fe y cerremos este acuerdo”.

Ese significó el primer cortocircuito entre Canelo y Golovkin. Hasta entonces, ambos boxeadores tenían una relación profesional cordial, alimentada durante los entrenamientos en Big Bear, California, en 2011, cuando incluso llegaron a guantear juntos en una pelea en la que se sacaron chispas.

Cuándo se volvió “personal” la rivalidad entre Canelo y Golovkin

Canelo ha dicho en muchas oportunidades que hay una cuestión personal entre los dos y que GGG ha dicho muchas cosas sobre él.

El punto de no retorno en la relación parece haber sido el descontento del fallo de la primera pelea, el 16 de septiembre de 2017, y el doping positivo antes de la revancha. El equipo de Golovkin sostiene que ganó el primer combate, Supremacía, y que los jueces se equivocaron en ver un empate. Hasta ese momento el kazajo tenía un récord de 37-0.

Pero para el segundo combate hubo un problema aún mayor. Canelo Álvarez dio positivo por clambuterol en dos test de doping previos a la pelea y hubo que posponerla. “Desde la primera pelea muchos doctores dijeron que no era normal tener así los músculos (en referencia al Canelo). ¿Otra vez con carne mexicana? Vamos, se los dije, no es la carne. Esto es el Canelo. Esto es su equipo. Esto es Golden Boy Promotions. Canelo está haciendo trampa. Están usando drogas y todos pretenden que no pasa nada”, dijo GGG. Y agregó que algunos doctores le habían mostrado fotos de la espalda de Canelo en la primera pelea y le habían explicado que normalmente el organismo de los peleadores presenta erupciones en la parte superior de la columna al no tener una vía normal para secretarlos.

Canelo tuvo la menor sanción posible, 6 meses, de febrero a agosto de 2018, porque la Comisión Atlética de Nevada resolvió que había consumido la sustancia de forma involuntaria con la ingesta de alimentos contaminados. “Saúl Álvarez cooperó con la investigación del director en los análisis de orina positivos y proveyó información relacionada a su dieta en los días previos a la recolección de los especímenes de orina para los análisis de orina, incluyendo su declaración que consumió carne durante ese tiempo”, dijo la fiscal general auxiliar del estado de Nevada, Caroline Bateman.

La segunda pelea fue una año después de Supremacía, el 15 de septiembre de 2018, también en el T-Mobile de Las Vegas. Esta vez fue victoria por decisión dividida para el mexicano y la primera y única derrota para GGG, que considera haber ganado los dos combates.

GGG le ganó por TKO9 a Ryota Murata en Japón, el 9 de abril. Si el mexicano derrota a Dmitry Bivol el 7 de mayo próximo deberían cerrar la trilogía con GGG en septiembre de 2022. Aunque en más de una ocasión Canelo dijo que no quiere pelear porque Golovkin ya no le representa un reto para él.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: