Tyson Fury podría haberse quedado en silla de ruedas si seguía luchando

Tyson Fury ha explicado que se ha retirado del boxeo por salud. Y es que de haber seguido peleando, podría haberse quedado en silla de ruedas. Por ello, decidió dejarlo para no verse gravemente perjudicado.

“La gente dice: ‘Uno más, dos más. Pero, ¿qué pasaría si estuviera en una silla de ruedas y dijera: ‘Tuve cuatro peleas más y tuve daño cerebral. Yo soy el que recibe un puñetazo en la cabeza por parte de estos hombres gigantes … Lo digo en serio, gente. Ya he tenido suficiente y no quiero pelear más“, señaló Fury.

Pese a que se rumorea que podría medirse ante el ganador de la revancha de Anthony Joshua con Oleksandr Usyk, estas declaraciones sobre su estado físico descartan cualquier opción de que Fury vuelva al ring.

Un retiro por todo lo alto

El peleador puso fin a su brillante carrera de boxeo en abril, después de lograr una victoria por nocaut técnico en el sexto asalto sobre Dillian Whyte en Wembley.

Justo antes de anunciar su retiro, no había duda de que podía ser visto como el rey indiscutible del boxeo. A pesar de eso, el ex campeón unificado de peso pesado parece satisfecho con lo que ha logrado en su carrera.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: