Fernando Martínez, poseedor de la corona Supermosca (FIB) y la hora del desquite ante el filipino Jerwin Ancajas

¡Al fin!. De una vez por todas, comienza a trazarse el camino mundialista del bonaerense Fernando Martínez, poseedor de la corona Supermosca (FIB) ganada en modo brillante ante el filipino Jerwin Ancajas, el 26 de febrero último, en Las Vegas.

Por Osvaldo Principi – La Nación

La imagen de Martínez, de 31 años, mantiene un perfil bajísimo. Y todo el contorno que lo rodea, silencioso y humilde, produce escasa repercusión en cada uno de sus actos. Aunque -finalmente- se produjo lo que todos esperábamos: la confirmación de su desquite con Ancajas, previsto para el 8 de octubre próximo. Será en el majestuoso estadio Staples Center de Los Ángeles.

Su excelente rendimiento y talento combativo ameritan un reconocimiento mayor en todo sentido. Ha sido una de los atletas argentinos más trascendentes en los deportes individuales en 2022, pero no logró el eco –mediático y popular– añorado y merecido. Y todo esto resulta injusto.

Es uno de los últimos campeones que, a la hora de la declaración rimbombante en la TV, aún se emociona y en modo “sandrinesco” ambiciona comprar “la casa para la vieja”.

¿Qué hace hoy Fernando Martínez? Se pone a punto con su equipo de trabajo liderado por su entrenador Rodrigo Calabrese en el club Renunciamiento de Dock Sud, y espera órdenes de Premier Boxing Champions (PBC), la compañía estadounidense a la que está ligado contractualmente en sociedad con “Chino Maidana Promotions”, empresa presidida por el ex campeón mundial santafesino Marcos Maidana.

En contacto con LA NACION, Calabrese declaró: “Trabajaremos en Buenos Aires. Está acordada la llegada del mexicano Pedro Guevara, excampeón mundial y zurdo como Ancajas, para guantear con plenitud y estamos gestionando con Agustín Gauto, Juan Reveco y Ramón Blanc, para que puedan colaborar. De lograr todos estos cometidos, Fernando llegará a la pelea tan bien puesto como en el match anterior.”

En tanto, el manager norteamericano Sean Gibbons, representante del filipino, confirmó a LA NACION la concreción de la revancha: “Todo listo. Será el 8 de octubre en un festival de Showtime, que tendrá tres peleas estelares. No tengo más información. No puedo decirles nada sobre la inclusión –en esta fecha- del combate entre otro argentino, Jeremías Ponce, frente al puertorriqueño Subriel Matías. Escuché algo, pero no puedo agregar nada más.”

Otra alternativa es la incorporación del estadounidense Sebastián Fundora, invicto campeón mundial –interino- Mediano Jr. (CMB), quien defendería su cetro ante un rival por designar en esta misma cartelera.

La crisis filipina

El boxeo filipino, representado por el múltiple campeón Manny Pacquiao, vivió un período épico en el siglo XXI. Sin embargo, en los últimos meses se vio inmerso en una inesperada crisis perdedora en todos sus campeones mundiales. Del día a la noche, pasó de la gloria al derrumbe.

Púgiles como Donnie Nietes, Mark Magsayo, John Riel Casimero, Rene Mark Cuarto, Nonito Donaire y el mismísimo Ancajas, resignaron sus diademas. Y de este modo, Filipinas exhibe un sitio de acefalía en sus pergaminos mundialistas. Y tal situación lo presionará a Ancajas (30 años), con 33 victorias (22 KO), 2 reveses y dos empates, a multiplicar sus esfuerzos para poder corregir estas magras estadísticas. Fue campeón de la categoría de los 52.163 kg entre 2016 y 2022. Su reputación y competitividad se mantienen intactas. Sigue siendo un adversario de cuidado.

Fernando Martínez dejó de ser el “Pumita”. Amparado en su personalidad en el cuadrilátero, en su récord legítimo de 24 éxitos (10 KO) y 6 reveses y en su entrega en los desafíos cumbres, recobra un primer plano protagónico. Tiene con que sostenerlo: alma y clase. El boxeo argentino lo necesita mucho más activo. Ojalá sea este el punto de partida que lo consagre -masivamente- de una vez por todas.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: