Cronología: así fue el robo del cinturón del título del mundo a Leonela Yudica

La boxeadora sanjuanina, Leonela Yudica, sufrió la inseguridad de Buenos Aires en carne propia. Luego del insólito fallo de los jueces de la pelea por el título mosca, de la Federación Internacional de Boxeo, ante la mexicana Arely Muciño, padeció un triste robo. Le quitaron su cinturón de campeona del mundo, obtenido en 2014.

La joven deportista lo expuso este viernes en sus redes sociales y, en diálogo con Zonda Diario, relató la cronología de los hechos.

Todo ocurrió en horas de la tarde de este martes. La boxeadora se disponía a ir a Aeroparque, en Buenos Aires, para regresar a San Juan, luego de la polémica pelea en Estados Unidos. Fue entonces cuando uno de sus entrenadores llegó primero al lugar y comenzó a bajar el equipaje del taxi. “Eramos tres los que volvíamos. Llegamos en taxis distintos por la cantidad de valijas. El que llegó primero era el que llevaba el cinturón y fue lo primero que bajó, por lo que es pesado. Lo apoyó en el piso, se dio vuelta para bajar el resto del equipaje del baúl y cuando vuelve a buscar la valija del cinturón, ya no estaba”, relató.

El cinturón de Leonela Yudica estaba en una valija llamativa, de color celeste, similar al del premio que busca. 

Cuando la boxeadora llegó, el entrenador estaba buscando el equipaje robado. “Nos encontramos y a partir de ahí fuimos a Seguridad Aeroportuaria, también hablamos con gente que está en la entrada, ofrecimos ahí mismo recompensa en dólares a ver si aparecía. De hecho estuvimos todo el día y perdimos el vuelo a San Juan. Estuvimos todo el día y en ningún momento apareció”, agregó Yudica.

“Es una amargura tremenda, porque veníamos tristes por el fallo de la pelea en Estados Unidos y que después nos pase esto con el cinturón, que lo tengo desde que lo gané en diciembre del 2014. Estoy muy triste, significa mucho para mi y para el equipo”, enfatizó la boxeadora.

En esa misma línea, expuso que no tiene ningún valor económico el efecto robado, sino que es sentimental. “Es llamativo, porque es dorado y a simple vista parece de oro y tiene unas piedritas, que son de plástico. No les va a servir para nada, más que para tenerlo en su casa”, destacó.

Además, las cámaras de seguridad del lugar no pudieron registrar la zonda donde fue el robo. “En la entrada hay chapas porque están arreglando y el taxi donde venía mi entrenador se para en esa parte. Se fijaron y no se alcanza a ver ni el número de patente”, consignó, aunque no están seguro si se lo llevó un taxista u otro que estaba atrás.

Tras la odisea vivida durante el martes, recién en horas de la madrugada del miércoles, pudieron conseguir un nuevo avión para regresar a casa, pero era a Mendoza. Además, se fueron sin poder presentar una denuncia ante el personal del Aeroparque. “Ahí en Seguridad Aeroportuaria no nos la tomaron. Fuimos tres veces a averiguar si alguien lo había dejado como objeto perdido, pero no”, detalló.

A tres días del hecho, la boxeadora acudió a la solidaridad, para poder recuperar el cinturón. Pidió difusión y que, en Buenos Aires, estén atentos a si alguien intenta venderlo. Además, ofreció recompensa a cambio.

Dejá una respuesta

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: